Jardines verticales: lo que hay que saber

Lorena Gomez Lorena Gomez
Loading admin actions …

Los jardines verticales son tendencia. Irrumpieron en la ciudad transformando muros descascarados y oscuros pasillos en paisajes llenos de vida. En este libro les contamos algunos secretos sobre la nueva estrella del paisajismo local.  

La clave del éxito de esta propuesta paisajística, sobre todo en las ciudades, radica quizás en su capacidad para ’crear paisaje natural’ donde ya no parecía haber espacio para ello. 

Más allá de su atractivo estético, son muchos los beneficios que ofrecen desde el punto de vista ambiental: absorben CO2, oxigenan el aire, regulan la temperatura ambiente y reducen la contaminación acústica, entre otros valiosos aportes.

Por todo esto los jardines verticales son mucho más que una moda pasajera; los jardines verticales llegaron a la ciudad para quedarse. ¡Bienvenidos sean!

Tipos de jardines verticales

Hay varios tipos de jardines verticales y distintas técnicas para construirlos.

En función de la superficie que cubren podemos hablar de pequeños cuadros vivos hasta grandes muros verdes.

Un jardín vertical se puede construir de distintas maneras, con sistemas más o menos complejos. A continuación describimos algunas de las posibilidades.

Uno de los sistemas más extendidos, tanto de fabricación casera como los desarrollados por profesionales, son los paneles modulares. Consisten en un bastidor (puede ser de plástico, madera o metal tratado) + manto geotextil + sustrato.

Otra alternativa son las estructuras tubulares (metálicas o de PVC) perforadas que funcionan como macetas y se colocan a determinada distancia de manera tal que el muro se vaya cubriendo por la vegetación.

Dónde armar un jardín vertical

Los jardines verticales son la alternativa ideal para incorporar verde en espacios reducidos, aprovechando la superficie de los muros.

Pueden armarse tanto en interior como en exterior, en áreas sombreadas o expuestas al sol. En función del espacio elegido se optará por el sistema y las plantas que mejor se adapten a las condiciones del lugar.

Un pequeño espacio en el balcón, un muro en algún patio, la medianera en la terraza, o un pasillo interior… cualquiera de estos rincones puede transformarse en un jardín vertical lleno de vida y color.

Si no tenemos el tiempo o la destreza para encarar el proyecto podemos recurrir a los servicios de un buen paisajista. Cada vez son más los que se especializan en el diseño y la construcción de jardines verticales. En la ciudad de Buenos Aires el equipo de Jardines Verticales cuenta con vasta experiencia, tanto en el ámbito privado como comercial.

Variantes para armar jardines verticales

Hay otras alternativas:

Paneles textiles tipo bolsillos que funcionan como macetas: son muy fáciles de hacer y también se consiguen los mas variados diseños a buen precio.

Mallas metálicas para que la vegetación vaya trepando (en este caso no contienen el sustrato, las plantas se colocan en macetas o canteros en la base).

También puede concebirse un jardín vertical disponiendo macetas colgantes.

El sustrato y las especies a elegir

Un buen sustrato es crucial para la vida del jardín vertical: debe ser liviano y rico en materia orgánica. Se recomienda utilizar una mezcla de tierra fértil bien aireada, humus y turba, a la que se le agregará vermiculita (especialmente recomendada por su capacidad para absorber exponencialmente su peso en agua y ayudar a conservar la humedad del sustrato).

Con respecto al tipo de plantas, y más allá de las consideraciones básicas de si van a estar en la sombra o expuestas al sol, para los jardines verticales se prefieren especies rústicas, y de raíces pequeñas. Los sedums, las cubresuelos y las trepadoras son muy recomendadas.

Aquí apuntamos algunas de las más usadas:

Para sol: Vitadinia, Sedum sp., Verbena chilena, Agatea, Vinca, Cissus Striata.

Para interior o semi-sombra: Zebrina, Helecho perejil, Ficus repens, Dólar.

Los jardines verticales en números

Si hablamos de contratar los servicios de un paisajista los precios varían mucho de acuerdo a las dimensiones y la complejidad del sistema a instalar, pero podemos tomar como base unos $ 2000,- el m2 terminado. 

Si van a optar por armarlo en casa, aquí van los precios de algunos de los materiales esenciales: 

Para el soporte contenedor: Manta geotextil 150gr $ 20,- el m2. Kit de 3 macetas verticales $ 120,-. Panel textil de 94cm x 43cm, de 6 bolsillos $ 180,-.

Para el sustrato: Vermiculita 50dm3 $ 180,-.  Turba $ 85,- 20lt.  Humus $ 127,- 50lt.

Para fertirrigar: Sistema de riego por goteo $ 1.080,- (con bomba, para cubrir 1,20 de ancho x 1,70 de alto aprox.).  Humus líquido $ 160,- 1lt.

Cuidado y mantenimiento

Jardines de estilo rural por Welt der Blüten
Welt der Blüten

Hüfttasche für Gartengeräte von Bradley's

Welt der Blüten

Al tratarse de plantas viviendo en una superficie mínima de tierra es clave la incorporación regular de nutrientes para mantener el jardín vertical saludable. Lo más recomendable es optar por la fertirrigación; esto es incorporar los nutrientes en el agua del riego por goteo.

La otra alternativa es la fertilización foliar, que consiste en diluir el abono (preferentemente líquido) en un pulverizador y aplicar manualmente.

Y, como con todo jardín, presencia, atención y buena energía.

¿Ya se decidieron por un jardín vertical? Los invitamos a seguir ambientando su balcón con las ideas de este libro:

¿Cómo conseguir un balcón de diseño? 10 tips imperdibles

¡Y a seguir disfrutando de la primavera!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!