Casas de estilo moderno por Cláudia Legonde

La casita perfecta para una familia moderna (7 fotos)

Pablo Briguez Pablo Briguez
Loading admin actions …

Un proyecto puede verse condicionado, o el desarrollo de una idea depende en medida de un número importante e indefinido de parámetros a los que la obra le dará respuesta. Estos parámetros son como premisas que la idea va considerando para desarrollarse y justificar la búsqueda de una solución entre muchas que podría tener esa misma obra y que difieren en la consideración de estas variables o no según un criterio previo establecido. 

Estas variables, podrían ser desde el clima, el contexto (urbano o no), el programa y el modo de vivir de sus ocupantes, la geografía del terreno y otro tipo de decisiones que pueden estar asociadas a premisas o bien generarse dentro de la misma idea. Mucho de esto que mencionamos recién lo encontraremos en esta obra de Claudia Legonde que termina siendo esta resolución por atender desde una mirada las demandas que el proyecto pedía en su inicio mismo.

Al inicio, el terreno

La primera premisa que todo proyecto tiene como condicionante es sin lugar a duda el terreno, pues en el hay una serie de variables que van, desde la medida, la forma, la ubicación, la geografía, la orientación, los vecinos y linderos, la calle etc. Todos ellos conforman un primer factor a estudiar que es el terreno y que en este proyecto resulta el motor fundamental de la idea, pues posee una singular forma que condiciona de alguna manera al proyecto.

Primeras respuestas

La vivienda teniendo en cuenta la forma del terreno se dispone sobre un lateral del mismo dejando libre la mitad del anche del terreno y retirada del frente para dejar la vinculación del terreno con la calle a través del vehículo. Existe entre la calle y el terreno un desnivel que establece un nuevo límite más allá del que pueda establecer un muro o un portón de ingreso.

Doble límite

La calle es un límite preciso al cual debe responderse con una solución que vincule en mayor o menor medida a la casa con la calle, siempre y cuando esta revista algún interés para tal conexión. El primer límite es un portón de acceso vehicular que recompone la diagonal del frente de la vivienda. En el extremo del mismo se produce un quiebre que marca el ingreso peatonal a la misma, y esa postura angular es reforzada en el espacio superior por la forma de la losa que cubre el espacio de ingreso.

Ligado al patio

La vivienda se desarrolla abriendo todo su espacio interior a ese lugar elevado respecto de la calle que se trasforma en el espacio de expansión de la vivienda, sobre todo la conexión de los espacios sociales como el estar, comedor y cocina a un espacio más privado. El espacio interior es un lugar único donde los diferentes usos se unifican y donde toda esta unidad se vincula directamente con el patio lateral al cual se expanden no solo visualmente sino a través del uso.

Expansiones interiores

Todo el trabajo realizado en elevar el terreno y darle una condición de destaque respecto de la calle es para poder ganar intimidad respecto a la misma y así poder ganar un espacio de expansión de la vivienda sin perder intimidad. Tal es la intención buscada que el dormitorio de la planta superior arma un balcón a ese espacio al que abre un amplio ventanal.

Límites visuales

Como decíamos al principio de este artículo, las variables sobre las que el proyecto debe actuar o resolver no son solo imponderables propias del terreno sino que está también la relación con el entorno sea este urbano o no, y de cómo los espacios de la casa expanden sus visuales hacia el mismo.

Si te intereso esta obra te recomendamos leer el siguiente artículo: ¡Una casa minimalista lista para recibir a tu familia!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!