La fachada perfecta para tu casa

Mariela Giaquini Mariela Giaquini
Loading admin actions …

Cuando estamos diseñando nuestra casa o queremos reformarla, siempre la fachada es un tema que nos preocupa y que nos cuesta determinar cuando estamos del todo convencidos en que nos gusta completamente. Entendiendo que la fachada de una vivienda implica mucho más que aspectos estéticos y compositivos, que es parte del conjunto de elementos que conforman el proyecto en su totalidad, la elección de la fachada se relaciona con diversos temas y por ello la hace muchas veces un poco compleja. Cuáles materiales vamos a elegir, cómo lograremos resolver las diferentes orientaciones, cómo responderemos a los requerimientos estructurales, qué estilo nos gustaría que tenga, con cuál técnica decidiremos construir, son algunas preguntas que surgen con frecuencia.

En el libro de hoy, haremos un recorrido por 6 fachadas diferentes para que puedas ver las principales ventajas de cada material y técnica utilizada, así como también tomar algunas ideas para elegir el mejor diseño para tu casa.

Con la fuerza del ladrillo

Indiscutiblemente el ladrillo es, por excelencia, uno de los materiales favoritos de los arquitectos para construir sus proyectos. Las ventajas son muchísimas y la calidez que aporta su textura y color hace que las fachadas de las casas se luzcan maravillosas. Cuando utilizamos estos mampuestos para muros exteriores, se recomienda utilizar ladrillos comunes de 30 cm o bien doble muro de 15 cm con cámara de aire. Como dijimos anteriormente, el tradicional muro de ladrillos ofrece indiscutibles ventajas en cuanto a la aislación térmica y sonora, y una brinda una elevada resistencia para solicitaciones estructurales. Combinado con vidrio e incorporando aberturas oscuras se puede lograr un toque industrial muy interesante y moderno.

A pura madera

Quizás, algunos tengan un gusto que se incline por los materiales naturales, intentando que la fachada se integre al paisaje aportando calidez y armonía. La mejor opción es optar por una fachada de madera. Podemos lograr diversos tonos y buscando reinventar el aspecto tradicional la misma. La madera es un material versátil, podemos encontrar diversas especies que se adaptarán mejor o peor según donde vayamos aplicarla. Es liviana ofreciendo gran resistencia pero, bajo peso; es uno de los mejores aislantes naturales y en obra es rápida de montar y fácil de maniobrar. Por último, no podemos dejar de mencionar que es un material renovable, reciclable y biodegradable, debemos orientarnos hacia un uso sostenible y consciente.

Industrializada y de hormigón

Hoy en día, las posibilidades que nos ofrece el gran desarrollo tecnológico de la industria de la construcción abre nuevos caminos hacia resultados impensados. Veamos esta vivienda prefabricada que permite ser construida en cualquier lugar, tarda muy poco su fabricación y el tiempo de montaje es de tan solo un día. Está compuesta por paneles hormigón que le aportan austeridad y una fuerte identidad moderna a la fachada. El hecho de utilizar el hormigón armado nos garantiza cumplir con los diferentes requerimientos estructurales y de carga de la construcción, ya sea con respecto a las cargas verticales, como desde el punto de vista de los esfuerzos de flexión. De esta manera nos ahorraremos tiempo y la obra será más limpia y sencilla que utilizando los sistemas tradicionales.

Para conocer otros proyectos súper interesantes, te recomiendo 10 Fachadas minimalistas por el mundo.

Transparencias vidriadas

A contraposición de los proyectos que estuvimos recorriendo, esta vivienda presenta un encanto especial que se da en la composición de su fachada a partir de planos vidriados que desmaterializan el espacio y revelan las actividades que ocurren en el interior evidenciando las diferentes áreas de la casa. Incorporar grandes ventanales permite que ingrese luz natural, aumenta la sensación de amplitud en los espacios interiores y permite que disfrutemos de las hermosas visuales que nos ofrece el entorno. Lo más importante a tener en cuenta cuando nos inclinamos por este tipo de arquitectura abierta y permeable, es diseñar la fachada pensando en las orientaciones para no generar efectos indeseados ganando o perdiendo demasiado calor.

Bloque a bloque

En esta ocasión, el estudio Mula Arquitectos nos propone esta vivienda llamada Casa La Blanca ubicada en Córdoba. Su encanto radica, entre otros aspectos, en el sistema elegido para su construcción. Está hecha con bloques cementicios por la posibilidad de modulación y expresión a la vista que ofrecen. A su vez, se agregó un tabique de poliestireno expandido en las celdas para lograr menor conductividad térmica. Los bloques se colocaron de diversas formas para generar filtros y espacios semipermeables en relación a las visuales y ubicación de la casa en el lote, según cuentan los arquitectos. De esta manera vemos como con técnicas y materiales tradicionales se puede lograr una arquitectura autóctona y con mucha identidad.

Construida de containers y palets

Para finalizar, cerramos este libro con un maravilloso proyecto construido en Chile, llamado Casa Manifiesto. A partir de una estructura de contenedor revistieron su fachada con los famosos palets. A su vez, toda la vivienda reutiliza elementos siendo un gran ejemplo de arquitectura sustentable. El cerramiento interior es de celulosa de papel periódico reciclado logrando la casa en su totalidad y gracias a su diseño bioclimático reducir el consumo de energía en un 70%. 

Podemos decir para concluir que para conseguir la fachada perfecta tenemos que elegir el material y la técnica que más nos guste pero sin olvidarnos de usar nuestra creatividad. De esta manera podremos disfrutar de nuestra casa al máximo.

¿Cuál diseño te gustó más?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!