Cómo integrar el jardín al interior de la casa

Lorena Gomez Lorena Gomez
Loading admin actions …

La primavera sigue inspirándonos. En este libro les mostramos distintas maneras de dejar entrar el verde a nuestra casa para colmar nuestros ambientes de colores, frescura y vitalidad.

Las plantas y flores aportan frescura, purifican el aire, perfuman el ambiente, atraen pájaros y mariposas y son capaces de transformar con su belleza el paisaje más desolador. Si abrimos nuestra casa hacia al jardín dejaremos entrar toda esa explosión de vida a nuestro hogar. ¿Qué estamos esperando?

Integrar naturaleza al interior de nuestra vivienda es entonces el objetivo. Si tenemos un jardín apuntaremos a abrirnos a él, si no, tendremos que generar otros espacios verdes que lo reemplacen. Les mostramos cómo.

Abrirse al jardín

Si tenemos la fortuna de contar con un jardín es un pecado desaprovecharlo, darle la espalda, dejarlo afuera… No nos conformemos con salir al jardín de vez en cuando, ¡invitémoslo a pasar y disfrutémoslo a diario!: cambiemos paredes por enormes ventanales y dejemos que el verde nos invada y enriquezca nuestra vida cotidiana.

Crear un jardín interior

Jardines de estilo mediterraneo por Muebles caparros
Muebles caparros

Mobiliario de jardines y exteriores

Muebles caparros

Un hall o alguna habitación de servicio un poco abandonada pueden convertirse en un hermoso jardín de invierno o jardín de interior. Bastará asegurarnos el ingreso de luz natural y elegir las variedades adecuadas de plantas para generar un espacio verde donde podremos leer, juntarnos a hacer la tarea con los chicos o simplemente relajarnos un rato.

Vivir en la galería

En gran parte del territorio de nuestro país gozamos de un clima templado-cálido que nos permite disfrutar de los espacios semi-cubiertos gran parte del año. Incorporar galerías a la construcción principal, o convertir la galería existente en un living o comedor es una manera formidable de conectar nuestra casa con el entorno exterior.

Si equipamos la galería con cerramientos corredizos y calefacción podremos extender su uso incluso durante las temporadas frías, y seguir conectados al jardín todo el año.

Revitalizar e integrar los patios

Muchas veces los pasamos por alto por pequeños o poco atractivos. Menospreciados, no pasan de ser meros huecos de aire y luz o, peor, acaban convertidos en improvisados depósitos donde arrumbamos todo tipo de objetos en desuso.

¡Vamos al rescate de ese patio abandonado! Podemos llenarlo de plantas con flores en pequeñas macetas, o armar un pequeño jardín zen, o instalar grandes macetones con alguna planta de porte o enredaderas que cubran las paredes, o armar una colección de cactus y suculentas, u orquídeas.

Las posibilidades son infinitas; antes de decidir habrá que considerar la superficie disponible y las condiciones de sol/sombra del patio por un lado, y por el otro ver con qué ambiente de la casa se comunica.

Nos encantó el patio interior del a foto, a cargo del Estudio de Arquitectos VismaraCorsi.

Muros que cobran vida

También podemos convertir ese triste muro desnudo frente a nuestra ventana en un deslumbrante jardín vertical. No son complejos de montar y, eligiendo las variedades de plantas adecuadas, no requieren de mucho riego ni mantenimiento.

Un jardín vertical consta básicamente de una estructura portante (puede ser metálica, plástica o de madera), membrana geotextil (un material que sostiene el sustrato y permite el drenaje), el sustrato propiamente dicho (tierra fértil, generalmente mezclada con vermiculita para optimizar la regulación de la humedad) y las plantas ornamentales.

Los muros verdes o jardines verticales son tendencia, para los que no se animen a armar el suyo hay paisajistas que se especializan en su diseño y construcción.

Invasión de plantas

Cuando no hay jardín y no tenemos siquiera un patio o balcón donde armar una zona ajardinada, con un poco de ganas y mucha creatividad aún podemos traer el verde al interior de nuestra casa.

En vez de disponer de macetas aisladas podemos aprovechar un rincón  con buena luz natural y armar un buen conjunto de muchas plantas, que se destaque y provoque el efecto de un pequeño jardín.

Pequeños jardines perfumados

Colocar macetas con aromáticas en las ventanas, donde reciban buen sol, es una manera sencilla de traer el verde a la casa.

Las aromáticas son en general plantas rústicas que se desarrollan muy bien con poco riego y escaso mantenimiento. Podemos elegir lavandas para la ventana del living o el cuarto y armar una jardinera con romero, salvia y tomillo para la ventana de la cocina; además de un toque verde y perfumado tendremos condimentos frescos siempre a mano.

¿Le tomaron el gustito a la naturaleza dentro de la casa? Los invitamos a seguir con el libro Plantas de interior: belleza y armonía para tus ambientes.

¡Y a seguir pensando en verde!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!