4 Casas coloniales para enamorarse

Mariela Giaquini Mariela Giaquini
Loading admin actions …

La presencia del estilo colonial en la arquitectura contemporánea, muchas veces podemos observarlo  a través de pequeños detalles o en proyectos que abarcan desde la fachada hasta todo el desarrollo del proyecto. Lo cierto es que siempre estará combinado con otros elementos modernos pero, de igual manera, sigue vigente y muchas veces es el preferido para casas de campo o chalets.

Cuando hablamos de colonialismo nos referimos a diversos elementos típicos de la arquitectura colonial que se vuelven a incorporar en la actualidad para construir una arquitectura con historia e identidad. En el libro de hoy, te mostraremos 4 Casas coloniales en Argentina, Brasil y México que todavía conservan ese gusto por la tradición.

¡Comencemos el recorrido!

Una casa tradicional en Pilar

Veamos esta hermosa casa de estilo en Pilar, Bueno Aires. Los profesionales del estudio Alvarenga-Ilacay-Arquitectos, proyectaron esta casona de imponente presencia y con fuerte identidad colonial. Las tejas españolas en los techos inclinados, el frontis quebrado y el uso del arco de medio punto son algunos elementos que componen un lenguaje colonial contemporáneo.

Interiores luminosos y cálidos

Los interiores luminosos e integrados, de colores tenues se vuelcan hacia un patio interno, típicamente colonial. La importancia del patio radica en su función social donde se desarrollaban diversas actividades que se diferenciaban de las del patio de servicio. También contaban con fuentes o aljibes y abundante vegetación para contrarrestar las áridas y rústicas calles de aquel momento.

Una fachada con historia

Más en detalle, vemos algunos elementos que mencionamos anteriormente como las tejas, el frontis quebrado rematando el cielo, el arco de medio punto y las molduras para enmarcar puertas y dar una terminación acabada a la fachada.

Una casona rural remodelada

Este lujoso chalet está ubicado en la finca de Tupungato, Valle de Uco, provincia de  Mendoza. Comenzó como una antigua casona rural pero, sus dueños quisieron revalorizarla y sumar algunos ambientes. Los arquitectos del estudio Bormida & Yanzon, se encargaron de la ampliación construyendo la planta alta y el comedor, también se agrandó la oficina y se levantaron todos los cielos rasos. El quincho fue preservado por su valor histórico en la casa.

Simpleza extraordinaria

En la planta alta se continuó con un lenguaje rústico, propio de este tipo de arquitectura con una fuerte identidad. Se utilizaron materiales de la zona para lograr con gran sencillez un interior cálido y acogedor. Aquí vemos las paredes pintadas a la cal, pisos de madera laurel y la carpintería que fue reutilizada de un antiguo convento.

El encanto de la galería

Por supuesto que la galería no podía faltar en este proyecto. La estructura se picó para que se viera el ladrillo y se pensó en una decoración ecléctica que se extendió también el interior. Diferentes elementos de ferias y anticuarios conviven en una maravillosa casa que todavía guarda la magia de otros tiempos. 

Si querés seguir conociendo más casas con diferentes estilos, te recomiendo 3 casas modernas y alucinantes donde nos gustaría vivir.

Un colonial ecléctico en Brasil

Los profesionales de Mina Arquitetura & Construções, nos proponen una casa de campo que mezcla diversas estilos en un solo proyecto. Lo cierto es que la arquitectura colonial portuguesa, difiere un poco de la española. Las viviendas son más extrovertidas, se abren a las calles y tienen muchas aberturas. La presencia del color proviene de tendencias afroamericanas.

Una galería ideal para disfrutar del verano

Una larga y amplia galería mantiene el fresco en la casa y brinda un lugar más para disfrutar del exterior. Las arcadas en estos espacios son un elemento típico de la arquitectura colonial. Los diversos materiales reflejan la fusión de culturas y estilos que le dan una fuerte identidad a esta vivienda rodeada de verde.

Con todas las comodidaes

En este caso, el proyecto no cuenta con claustros o patios internos sino que la vivienda es más extrovertida, se abre al exterior, tal como lo muestra la imagen. Una amplia y hermosa piscina ocupa gran parte del jardín, ideal para climas tropicales. La presencia de la madera y el techo de tejas le imprimen un sello rústico y colonial a la vez.

El gusto por lo tradicional

Un poco más alejados de Buenos Aires y Brasil, ya en México precisamente, también observamos las influencias de un colonialismo que forma parte de la tradición y la cultura centroamericana.Vemos esta vivienda de tejas, diseñada con nichos profundos en puertas y ventanas y algunas molduras que forman parte del lenguaje de la fachada. Un detalle a valorar es la gran atención que se le prestó a la jardinería que rodea la construcción.

¿Te gustó este libro?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!