Cocinas de estilo moderno por blackStones

Un espectacular depto en 29 m² ¡Listo para mudarse!

Pablo Briguez Pablo Briguez
Loading admin actions …

Uno de los mayores desafíos de la arquitectura es poder resolver el espacio de hábitat en la porción menor del mismo. Mientras menos metros cuadrados contemos para resolverlo, mayor será el esfuerzo para poder llegar a concretarlo. Contar con la superficie mínima para poder resolver un lugar para vivir, entendiendo que hay en el funcionamiento de la vivienda sectores con mayor privacidad y otros con mayor uso social, y por lo tanto componer esas jerarquías se torna una dificultad sobre todo en los límites y las relaciones espaciales. Otra componente que interviene en estos casos es la resolución en la minima expresión de necesidad de acción y consecuentemente en la reducción espacial que esta conlleva, asi pues una cocina de una vivienda “normal” podrá llenarse de implementos para su mejor funcionamiento, mientras que en la reducción se llevara a la fracción más básica de ese espacio. Blackstones arquitectos nos muestran en este departamento en París que esta ecuación reductiva es posible y que conocen el adecuado manejo del mínimo espacio.

Atomizar el espacio

Si ya de por si la unidad es una pequeña porción de un espacio mucho mayor al que llamamos convencional vivienda, pensar en fragmentarlo resulta casi impensado. Ahora bien, la variable de esta fragmentación es que no estará dada en un modo contundente, sino pues en una división mas etérea, mas flexible que permita reconocer la totalidad del espacio como también cada una de sus partes. Quiebres en cielorrasos, paneles corredizos son algunas de los recursos para lograr esta fragmentación.

Espacios servidos y de servicio

En cualquier vivienda podría analizarse esta manera de agrupar espacios y la relación entre los llamados servicios de una vivienda (baño cocina básicamente) y los servidos Estar, dormitorios, etc. En esta ocasión un pequeño quiebre en el cielorraso dividen estos dos espacios, concentrando en el punto de acceso los servicios y en la perte mas alejada los espacios servidos.

Minimizar el uso

En lo que a mobiliario se refiere, y ante la poca cantidad de espacio disponible, el mismo deberá reducirse a la mínima expresión, motivo por el cual el lugar de comer se resume a una diminuta mesa con una silla, la barra a una pequeña tabla, Un único placard parece ser el espacio de guardado de toda la casa, todo llevado a lo puramente indispensable, para poder funcionar

Intimidad concedida

La privacidad es un punto de inflexión en este tipo de viviendas pues la escasa superficie lleva a que la misma sea resignada en pos de un uso mas abierto y de poder contar con un espacio mayor. La vivienda cuenta con un solo espacio de ingreso de luz y si el espacio de dormir se cerrara al resto de la vivienda condicionaría toda la iluminación de la casa

El centro de la vivienda

La cocina ocupa el espacio central de la propuesta y no solo geográficamente sino que por uso es el espacio de mayor uso después del lógico dormitorio (y las cada vez menos habituales 8 hs de descanso). Como espacio es el con menos capacidad de reducción junto con el baño pues sus implementos básicos requieren una medida estándar que determinan una superficie utilitaria que no se puede reducir más allá de esta estandarización.

Estándar espacial

Si decíamos que la cocina requiere un espacio mínimo para poder desarrollarse, en el baño eso sucede con mayor rigurosidad ya que una ducha tiene una medida mínima infranqueable, un inodoro ocupa un espacio y necesita de una medida para su uso cómodo y además requiere de un lugar para moverse dentro de él.

Si te intereso esta obra te recomendamos leer el siguiente libro de ideas: Una casita de solo 38 m2 ¡muy bien diseñada!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!