Mucho confort en pocos metros cuadrados

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Como lo hemos mencionado en otras ocasiones, la brevedad en la superficie de las viviendas es un reto para el diseñador, más que un obstáculo. 

No hay vivienda pequeña sino mal aprovechada’  es una frase muy cierta, pues una distribución funcional, abierta y fluida es el secreto para lograr que nuestra casa sea un lugar confortable y que responda a nuestras necesidades. 

Cuando se cuenta con una casa ya construida y los metros cuadrados no pueden incrementarse, el jugar con una nueva distribución y sustituir materiales, colores y texturas pueden lograr un cambio real y atractivo. Todo comienza al concebir las habitaciones con una nueva esencia, conectar las áreas de una manera distinta, utilizar transparencias y evitar en lo posible espacios muertos. La fusión de ambientes y la creación de nuevas sensaciones son elementos claves para lograr una reforma exitosa y funcional.

El departamento que recorreremos juntos hoy es el mejor ejemplo de lo antes dicho. En sus 65 metros cuadrados se han distribuido muebles y organizado espacios muy sabiamente. Originalmente, la casa estaba saturada de puertas y corredores, la distribución se dividía en espacios desaprovechados. Después del cambio, a cargo de MADG Architect, la vivienda ha mantenido el número de habitaciones, los baños, la cocina y el comedor pero la fluidez entre ellos es distinta, ahora se trata de un lugar abierto, lleno de luz y amplitud.

¡Pasemos a conocerlo!

Espacios muy bien integrados

Al abrir la puerta nos encontramos con el área social, compartida por un pequeño comedor y la sala de estar. Todo el espacio y el mobiliario son de un estilo moderno en tonos blancos, detrás de los cuales destaca el color gris de la pared principal. 

Originalmente, la casa contaba con un recibidor para nada funcional, pues el abatimiento de las puertas entorpecían la fluidez y ocupaban gran parte de la superficie. Ahora se llega directamente al a´rea social, y la bienvenida ¡no puede ser más acogedora! 

Los brillos de las luces dirigidas, el reflejo del elegante espejo longitudinal, el brillo de las superficies blancas y lustrosas y la luz natural que entra por el ventanal suponen una superficie mayor a la real. La libertad en el espacio se percibe clara y luminosa.

Otra perspectiva: hacia la cocina

La cocina se abre a la estancia social por medio de unas puertas de vidrio corredizas, permitiendo abrir o cerrar según la necesidad del momento pero sin ocupar ninguna superficie. Por cierto, el vidrio entintado de las puertas corredizas es un hermoso detalle decorativo que complementa la moderna paleta de colores blancos y grises con destellos en rojo.

A pesar de que la sala de estar y el comedor comparten un mismo espacio y la cocina interactúa con ellas, la transición entre las diferentes áreas se ha tornado más relajada y natural, sin cerramientos inútiles. 

La cocina en detalle

La funcionalidad de los espacios se ve en su máxima expresión en la cocina: un lugar especialmente complicado por los ángulos y recovecos con los que ya contaba. ¿La solución? Adaptar el mobiliario a los huecos y aprovechar los ángulos al máximo, así como utilizar colores neutros, blancos y cremosos, permitiendo una continuidad visual entre las superficies y el piso.

Atención a la diferencia de revestimiento empleada entre ambientes. En la cocina por ejemplo, el revestimiento del piso difiere notablemente del empleado en la zona pública. De esta forma se marcan divisiones virtuales y se reduce el gato de mantenimiento. 

El dormitorio

La habitación es un lugar acogedor, cubierto de una tibia luz y de una cálida sensación de paz. La reforma en esta parte de la vivienda consistió en privatizar el baño. De esta manera el ambiente destinado al descanso gano categoría de dormitorio en suite. 

Al tratarse de un baño sin ventilación, una pequeña ventana superior comunica al baño con la habitación para compartir aire y luz, una solución práctica y funcional.

El baño

Al baño del dormitorio principal accedemos también por medio de una puerta corrediza, un recurso bastante funcional considerando que lo que menos se tiene es superficie para desperdiciar. 

Se trata de un baño de estilo moderno, para no desentonar con el resto del departamento. Los acabados son de azulejo color marrón claro, el cual permite que cada objeto y detalle no se pierda entre texturas o colores innecesarios. Un baño compacto pero que cuenta con lo necesario y que, además, es elegante y sofisticado, un claro ejemplo de que el estilo y la funcionalidad no están peleados con las superficies reducidas.

Si querés seguir leyendo sobre aprovechamiento de metros cuadrados, te recomiendo:

- Una propuesta diferente en Palermo

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!