Ventanas de estilo  por PM Arquitetura

Cómo mantener tu casa limpiecita por fuera ¡De punta en blanco!

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

La parte exterior de una casa es como la propia identidad de sus dueños, ya que es lo que todos pueden apreciar. Y así alguien se preocupa de tener el pelo limpio y arreglado, las uñas prolijas y la ropa en buen estado, lo mismo se tiene en cuenta con la vivienda. 

Hay que hacer tareas regulares de mantenimiento para que tenga un buen aspecto y se prolongue la vida útil. Y también mantener la limpieza, algo fundamental para que todo luzca mucho más lindo y prolijo. En este libro de ideas te damos consejos prácticos para limpiar tu casa por fuera y que se vea perfecta.

La puerta principal

Para mantener la puerta de entrada y que se vea impecable como la de PM Arquitetura hay que repasar la madera con un trapo húmedo si es que tiene alguna laca protectora. Si la madera no tiene ningún tratamiento se le puede pasar una vez por mes un paño con cera natural que ayuda a dar algo de brillo y protección. Los vidrios se limpian con un paño de algodón que no largue hilos y un producto específico o en su defecto, vinagre de alcohol y papel de diario. Si las paredes de la fachada tienen manchas, se puede intentar removerlas con un cepillo de cerdas plásticas, agua y detergente. 

La galería, depósito de polvo y hojas

Mantener impecable la galería es fundamental ya que es el lugar donde se suelen recibir visitas y amigos. Es un sector muy propenso a acumular hojas, tierra y polvo. Para mantener el piso limpio conviene pasar un escobillón y luego un lampazo o trapo embebido en algún producto especial para dar lustre natural. Si la galería tiene almohadones de tela que no sea impermeable, conviene retirarlos en las épocas de invierno o si llueve para que duren más en buen estado. 

Postigos para siempre

Los postigos suelen juntar mucho polvo por eso conviene pasarles una vez por semana un plumero por ambas caras. Otra alternativa es pasarle un cepillo de cerda o un escobillón viejo para retirar todas las partículas que se van acumulando y oscureciendo la pintura. Una vez retirado el polvo se pasa un trapo húmedo por toda la superficie. En los herrajes se puede echar un poco de lubricante en aerosol para asegurar que las bisagras funcionen perfectamente y no se oxiden o se traben. 

Lucarnas, algo no tan fácil

Las lucarnas se pueden limpiar por dentro con un cepillo especial, pero por fuera muchas veces es necesario contratar a un profesional con experiencia en mantenimiento de techos. Es probable que a la tormenta siguiente se llene todo nuevamente de hojas o de polvo. Sin embargo, al menos dos veces por año conviene hacer una buena limpieza para que no se vayan acumulando partículas que impidan disfrutar de la luz cenital tan agradable en cualquier vivienda.

Ventanas grandes, ventanas chicas

Limpiar las ventanas es simple pero hay que tener constancia y paciencia. Los vidrios se limpian con un producto específico, pero también sirve el vinagre de alcohol o el alcohol fino. Se distribuye con un paño de algodón que no desprenda pelusa y luego se repasan con papel de cocina o papel de diario. Las molduras y el repecho de las ventanas se limpian con un plumero o un cepillo de cerda. 

Canaletas y cañerías

Las hojas de los árboles se suelen acumular en las canaletas y a veces no dejan funcionar bien el desagüe pluvia y pueden llegar  a acumular agua en los techos. Por eso dos veces por año conviene llamar a un especialista para que revise las canaletas, o si se cuenta con una escalera alta subir con cuidado para hacerlo uno mismo. Para ello hace falta varias bolsas grandes de residuos para tirar allí las hojas, y un rastrillo de jardinero, una pala y un par de guantes por si llega a haber insectos o basura mezclada entre las hojas. 

Un jardín impecable

espacios que deslumbran: Jardines de estilo clásico por BAIRES GREEN
BAIRES GREEN

espacios que deslumbran

BAIRES GREEN

Las plantas del jardín suelen crecer a su propio ritmo y a veces se acumulan hojas y troncos secos que hay que remover ya que afean su aspecto. Hay que salir a revisarlo tijera en mano para cortar las hojas amarillentas y todo lo que ya no luzca bien. Si hay alguna zona de canteros con piedras, revisar que éstas no se haya salido de su cauce, y alinear bien la zona de contención, ya sea de madera, ladrillo o piedra. Al recorrer el jardín conviene salir con una bolsita para ver si hay sorpresas de la mascota propia o de algún visitante esporádico, o deposiciones de pájaros en los pisos de material, que conviene remover con un trapo húmedo. 

Los autos también pueden ensuciar

Algunos autos, en especial si tienen varios años de uso, pueden liberar un poco de aceite quemado o restos d combustible. Estos productos son sumamente grasosos y manchan mucho el piso, por eso es importante remover las manchas lo antes posible. Si la mancha es importante se puede espolvorear con arena o sal para absorber la mayor cantidad del producto. Luego frotar con un lampazo o trapo embebido en kerosén, y repetir hasta haber eliminado totalmente la mancha. Si con este procedimiento no es suficiente se puede probar con la hidrolavadora, con a precaución de no usar un chorro demasiado fuerte y dirigido como para dañar el revestimiento del piso. 

Ahora que aprendiste a limpiar la casa por afuera, en este libro te damos buenos consejos para limpiarla rapidísimo por dentro. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!