Una reforma audaz

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Era una casa normal y corriente, sin muchas pretensiones. Ni siquiera el gran jardín ni la pileta conseguían arrojar algo de luz en este paisaje desolador. La casa necesitaba un cambio y LOWDECOR lo hizo posible. Formado por un equipo de arquitectos, este estudio ofrece soluciones vanguardistas y personalizadas a aquellos que buscan un cambio de aires en los espacios de su casa. 

Hoy conocemos uno de sus proyectos más interesantes, la transformación de una vivienda unifamiliar, a través de una selección de imágenes del antes y el después. ¡Empecemos!

Fachada, jardín y pileta

Celeste y blanco son los colores de la fachada de esta vivienda unifamiliar de techos inclinadas. A pesar del jardín, el arbolado y la pileta, el paisaje era bastante anticuado. Los materiales estaban pasados de moda, así como las formas de la vivienda, que respondían a la forma tradicional del arquetipo de casa. ¿Cómo podía mejorar esta pieza de arquitectura doméstica? ¿Cómo podía volver a brillar con luz propia? 

LOWDECOR diseñó un proyecto que consiguió actualizar exteriores e interiores sin renunciar a su esencia. Veamos a continuación, el resultado.

Una transformación increíble

Si bien la casa parece totalmente otra, si observamos en detalle podemos contemplar como la antigua fachada y el tejado a dos aguas se asoman entre el nuevo juego de planos inclinados. 

Además de ampliarse el antiguo volumen, la casa tomó una imagen exterior moderna y renovada. Para no perder de vista su antigua esencia se empleó una paleta de colores similar a la anterior, protagonizada por diferentes tonalidades de azul. Además de intervenir la construcción, se rediseñó el jardín y la terraza exterior, con nuevos revestimientos, mobiliario y especies vegetales.

Interiores diferentes

Para unificar el exterior con los interiores se empleó el mismo sistema de planos para definir y organizar los ambientes. A través de esta imagen nos asomamos a la cocina, delimitada por planos inclinados en forma de tabiques que suben por el techo y cambian las escalas y percepciones en los diferentes espacios. Los colores en el interior son exactamente iguales a los de las fachadas, dando continuidad al proyecto formal y estéticamente.

El dormitorio

Pero los planos inclinados no se construyeron aleatoriamente, sino que se integraron de manera que tuvieran una funcionalidad específica. En el caso del dormitorio un muro blanco independiza la zona de cama del vestidor y actúa como cabecero, y otro que baja del techo da forma y crea espacio para el almacenamiento. También aquí el paisaje es similar, creando una imagen laberíntica gracias al cambio de tonos de la paleta.

El baño del futuro

Es en el baño donde la materialidad cambia y se introduce el gresite, perfecto para ambientes húmedos como este. Las formas y los colores siguen siendo los mismos, incluso en piezas de sanitario como el lavatorio diseñado a medida para adaptarse perfectamente al espacio.

Si querés seguir leyendo sobre gresite, te recomiendo este libro de ideas:

- Gresite: Brillo y color en toda la casa

La conexión con el entorno

La reforma de esta casa cambió su estética, mejoró la funcionalidad de sus espacios y sacó mayor partido a sus privilegios, como por ejemplo, las vistas. Además del jardín y la piscina, la casa cuenta con una situación envidiable junto al mar. La ampliación de la casa introdujo espacios nuevos como esta terraza.

La pileta

El proyecto involucró la reforma de la casa, el jardín y, por supuesto, de la pileta. Esta última se convirtió en uno de los lugares más especiales de la casa, fundiéndose con el azul del mar y perdiéndose en su horizonte. Su formas curvan contradicen a las de la casa, creándose un interesante juego de contrastes.

¿Qué te parece el cambio?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!