Comedores de estilo colonial por Taller Estilo Arquitectura

10 Grandes ideas para separar el living del comedor

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

El living y el comedor son áreas que siempre imaginamos conectadas. Son espacios comunes donde se convive con la familia, con amigos y con otras visitas. Por eso resulta complicado generar un límite sin romper la conexión tan íntima que existe entre ellos. 

Lograr independizar el living del comedor es posible con un poco de imaginación. en homify te mostramos 10 ideas para que lo puedas lograr. ¿Estás listo para verlas?

1. Ayuda del video-mueble

La tecnología no suele faltar en el living, ya que es un lugar de esparcimiento. Es habitual encontrar allí una pantalla plana, algún reproductor de audio o de video e incluso la consola de video juegos. Una solución práctica es incluir todos estos aparatos en un mismo mueble, que en general suele ser de dimensiones generosas. Esta cualidad lo convierte en la barrera ideal para separar la zona de comer de la zona de esparcimiento. 

2. Distinto estilo decorativo

Para separar virtualmente dos ambientes una solución inteligente y práctica es decorar el comedor con un estilo y el living con otro. Al no haber armonía visual se percibe claramente que se trata de dos espacios independientes. Esto se puede lograr con distintas formas, colores e incluso adornos, y hasta con distinto revestimiento en las paredes. Una buena idea es utilizar un papel tapiz rugoso en una zona y liso en la otra, para que ambos lugares se complementen pero sin fusionarse.

3. Arcos que independizan

En este ejemplo se observa cómo una sucesión de arcos ayuda a dividir el living del comedor. Sin la necesidad de recurrir a muros o puertas, este recurso es una idea práctica y original. El efecto se magnifica si se elige un distinto color en la pared de los arcos y otro en la que se ve por detrás de ellos.  

4. Una chimenea que separa

Las chimeneas son elementos decorativos que a la vez crean un clima agradable, no solo porque moderan las bajas temperaturas sino que aportan el encanto magnético del fuego. Estas virtudes se pueden aprovechar doblemente si se incluye la chimenea en un muro corto que oficie de divisor entre el living y el comedor. Es un límite virtual muy efectivo y decorativo a la vez. 

5. Juego de desniveles

La idea de que los espacios de uso común tiene que estar pegados o a un mismo nivel es cosa del pasado. Hay diseños que usan otro tipo de distribución, y el hecho de organizar el living en un nivel distinto del del comedor ya marca virtualmente que se trata de dos espacios independientes pero complementarios. 

6. Cortinas poderosas

Las cortinas son un recurso práctico para separar dos espacios de un modo sutil. Por eso pueden ser una excelente idea cuando se busca independizar el living del comedor. La ventaja de esta resolución es que se puede revertir a gusto, y correr o descorrer las cortinas según el efecto que se busque: integrar living y comedor para hacer un gran espacio común, o separarlos para crear dos rincones de mayor privacidad. 

7. Divisiones sofisticadas

Para separar dos ambientes con funciones muy conectadas no hace falta ser demasiado rotundo, pero sí tener ingenio. Una buena idea es utilizar los adornos importantes o voluminosos que hay en casa para formar un límite físico capaz de marcar visualmente donde empieza un ambiente y comienza el otro. Una escultura, un instrumento musical, un conjunto de macetas importantes, o lo que dicte la imaginación, pueden ayudar a dividir el living del comedor sin necesidad de grandes gastos. 

8. Puertas corredizas

Si al momento de dividir el living del comedor hay que considerar la falta de espacio, no conviene arriesgarse con soluciones como las descritas anteriormente. En este caso lo más sensato es apostar por lo seguro ya que para estos casos se hicieron las puertas corredizas que no comen espacio y ayudan a separar un ambiente de otro de la forma más práctica.  

9. Usar los muebles

En muchos diseños, en especial en los más modernos, no hay una división manifiesta entre el living y el comedor. Por eso es complicado sectorizar ya que no hay mucho espacio donde ubicar muros, puertas o cortinas. En este caso se puede aprovechar los muebles, y colocarlos en la intersección de ambos ambientes. Un sillón ubicado en el living puede llegar a ser el límite perfecto, si la parte trasera apunta a la zona del comedor. 

10. Una cocina entrometida

Para divorciar definitivamente al living del comedor porque hay demasiados asientos en un mismo espacio, hay un recurso muy original que se puede poner en práctica. Consiste en instalar una barra entre ambos, y allí mismo montar toda la cocina estilo americano. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!