La Casa de Titi - Caballito: Jardines de estilo moderno por APPaisajismo

6 Trucos para que tu patio quede como nuevo

Rocío E Rocío E
Loading admin actions …

El mantenimiento del patio y el jardín a veces resulta más complicado de lo que parece a simple vista. Sin embargo, es tan gratificante tener el patio limpio y el jardín prolijo, que vale la pena el esfuercito. Por eso te tiramos unas cuantas ideas en este libro pensado directamente para exteriores. 

¿De qué estamos hablando cuando hablamos de limpiar el patio y el jardín? Bueno, de que sepas concentrarte en los detalles que marcan la diferencia entre un exterior aseado y cuidado, y uno que no lo está. Puntualmente, nos referimos a las telarañas, el musgo, la tierra acumulada en las canaletas, las juntas de las baldosas, por mencionar algo de todo el trabajo que tenés por delante. ¡Ánimo! Podés ir haciéndolo de a poco, así llegás a la primavera con el patio divino. ¡Adelante!

Patios ordenados

Asegurate de sacar todos aquellos elementos que no sirvan de tu patio o jardín. Suele pasar que el jardín acaba siendo depósito de objetos inútiles como maderas que sobraron de alguna estructura o reparación, latas de pintura, sillas rotas, macetas vacías, bicicletas eternamente pinchadas, por mencionar algunos casos. Tirar todo lo que no sirva y reacomodar lo que sirve pero no colabora con el aspecto prolijo del patio es básico si querés un ambiente ordenado.

Pisos despejados

La Casa de Titi - Caballito: Jardines de estilo moderno por APPaisajismo
APPaisajismo

La Casa de Titi – Caballito

APPaisajismo

Puede resultar obvio pero hay que decirlo: si querés un patio o jardín limpio tenés que realizar un barrido exhaustivo. A veces barremos superficialmente el patio, porque, claro, va a volver a ensuciarse enseguida. Sin embargo, un barrido a conciencia implica que quites no sólo las hojas caídas, si no todas las piedritas, ramitas, colillas de cigarrillo, restos de envases plásticos, envoltorios de productos, y demás elementos que a veces se incrustan en la tierra y se hacen difíciles de sacar pero fáciles de ver.

Arriba, un rinconcito pulcro y cuidado de Appaisajismo.

Desmalezar

Este es uno de los pasos más entretenidos o más tediosos, según sea tu temperamento y tu estado de ánimo. Si tenés tiempo y ganas de colgarte trabajando en la tierra, desmalezar te dará la oportunidad de realizar profundas reflexiones mientras, con un cuchillo viejo y una espátula de albañilería, vas sacando una por una, y de raíz, las malas hierbas. También puede pasar que consideres que todas las hierbas son buenas; en ese caso, podés omitir este paso.

Arriba, un césped perfecto de Mercedes Klappenbach.

Limpieza de baldosas

Llegó el día de limpiar las baldosas de tu patio a conciencia. Si hasta ahora este trabajo lo realizaba la lluvia, entonces puede que tus baldosas estén bastante sucias y manchadas. Si tenés moho, una solución es diluir blanqueador de pisos en un balde y frotar el líquido con una escoba gastada. Una alternativa casera es usar jabón y café, un compuesto ideal para desengrasar. Eso sí, en ambos casos, lo mejor es dejar actuar la solución antes del fregado. Si usás productos químicos, no lo tires al césped, usá las rejillas.

Los detalles son todo

Antes de cortar el pasto, usá un rastrillo para quitar piedritas, hojas y pequeños cúmulos de basura. Después de cortar el pasto, tendrás que dar un nuevo rastrillaje a la zona para quitar las hebras de pasto dispersas por todo el suelo. Un patio o jardín limpios, además, es aquél que cuida cada detalle. Es que así como pasás el trapito para sacar el polvo dentro de tu casa, también las macetas, las cornisas, los caminitos, el deck, necesitan un cuidado periódico. Claro, podés no hacerlo, pero entonces tu jardín nunca va a verse como los jardines perfectos de Baires Green. ¡No digas que no te avisamos!

Te dejamos para que estudies y disfrutes 6 básicos en decoración de jardines.

Equipo apropiado

Limpiar el patio es un trabajo un poco más rudo que limpiar el interior de la casa. Para limpiar el patio usamos elementos cortantes si sacamos las malezas, productos químicos para el moho de los pisos y los insectos, además de entrar en contacto con los excrementos de las mascotas, si es que las tenemos. Por eso no dejes de procurarte un equipo de seguridad adecuado a las exigencias de las labores que realices. Si vas a cortar el pasto, puede que te sirvan las gafas protectoras, además de los guantes de hule. 

Arriba, el detalle de un patio asombroso, obra de Las Marías Casa y Jardín.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!