Una casa muy especial

Nadia Daruiz Nadia Daruiz
Google+
Loading admin actions …

Nos vamos a Cataluña a conocer un proyecto del estudio Mirag Arquitectura i Gestió. El mismo responde a la impronta del estilo mediterráneo moderno. Pero no solo eso, además la hermosa casa unifamiliar que conoceremos hoy ha sido diseñada para adaptarse a las singulares condiciones del terreno en la que sería construida. Por este motivo la casa se fusiona con la topografía del espacio minimizando así el impacto ambiental y logrando una verdadera fusión entre naturaleza y casa. 

Empecemos el recorrido por un proyecto de paredes blancas, mucha luz e increíbles vistas. 

El entorno natural

Para empezar nuestra visita qué mejor que ubicarnos espacialmente. Como vemos la casa es una sola pieza blanca, suave y tranquila, que se sitúa en un entorno verde y con una pendiente del 30%. Lejos de ser un problema, esta condición se convirtió en la estrategia del proyecto, de forma que cada una de las dos plantas de la casa se adaptaría naturalmente a este desnivel.

Comunicación con el exterior

Escaleras que suben y bajan, decoran los exteriores de una casa que a través de una arquitectura inteligente y respetuosa con el medio ambiente ha sabido adaptar los diferentes niveles de la casa a la pendiente del terreno. La planta baja es la que se encuentra al nivel de calle y donde se realizan las actividades principales de la casa. Y la planta sótano es la que conecta la vivienda con el jardín y donde se ubican dos estancias secundarias para el uso y disfrute del espacio exterior.

Volúmenes poliédricos

La casa se ha diseñado como una combinación de tres volúmenes de diferentes tamaños y alturas que en los puntos de conexión entre ellos, es donde la casa se abre hacia el entorno, generando esquinas y rincones llenos de luz con vistas maravillosas. Además, la vivienda se organiza a lo largo de un eje orientado hacia noreste-suroeste, lo que facilita al máximo el aprovechamiento de la luz solar y de las vistas que ofrece el lugar.

Diferentes niveles

Entramos a conocer los interiores y descubrimos que la casa también se adapta por dentro a los cambios de nivel del terreno. La escalera nos conduce desde la planta sótano hasta la planta baja obligándonos a realizar un recorrido para disfrutar del entorno. Las ventanas son las grandes protagonistas en este fabuloso proyecto y a través de ellas la decoración de la casa se hace innecesaria.

El material predominante en la vivienda es el hormigón. Este se presenta desnudo y a la vista de todos a través de los suelos, las paredes y el techo.

Interiores bajo la consigna minimalista

El espacio más importante de la casa es totalmente diáfano y en el se encuentran el living, comedor y la cocina. Aquí podemos apreciar perfectamente como la  combinación de volúmenes afecta los interiores de esta casa. Miles de rincones, esquinas y perspectivas se abren ante nosotros logrando ambientes llenos de movimiento.

Este espacio es un lugar amplio, con pocos muebles y decorado siguiendo la pauta minimalista pero con algunos toques industriales como por ejemplo en las luminarias. Además, el hormigón visto sigue siendo el material que recubre las superficies, el cual contrasta con la calidez de la madera del mobiliario.

Un baño cómodo y elegante

Esta es la única estancia de la vivienda que se permite jugar con otros materiales, aparte del hormigón visto. Aquí las superficies se revisten de azulejos vidriados en tonos dorados y cobrizos, lo que confiere al ambiente cierto aire elegante y sofisticado. 

¿Y? ¿Qué te pareció este proyecto?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!