Jardines de estilo moderno por EcoEntorno Paisajismo Urbano

12 jardines pequeños y super privados

Gabriela  García Gabriela García
Google+
Loading admin actions …

La idea de tener un pequeño jardín privado es muy tentadora ¿por qué no empezar ya mismo a pensar cómo aprovechar un rincón y llenarlo de verde? No importa si el espacio es pequeño, ya que si tiene encanto servirá para asegurar un buen momento de paz y relax. 

Hoy te vamos a mostrar 12 pequeños jardines espectaculares que te pueden servir de inspiración para armar el tuyo. Seguramente se convertirá en tu zona preferida, ese pequeño oasis en la privacidad de tu hogar.

1. Un damero con vida propia

En los sectores donde entra suficiente luz natural se pueden levantar algunas baldosas y colocar en su reemplazo pequeñas piedras partidas que alberguen suculentas o plantas de raíces de poca profundidad. El mismo recurso se puede repetir en toda una línea bajo la ventana, y en un rincón armar un cantero para plantas de mayor  porte. 

2. Pequeño pero vistoso

Aunque dispongas de un espacio pequeño, puede quedar fantástico eligiendo las especies adecuadas. Una pared cubierta de enredadera le da mucho movimiento, y se puede contrastar ese muro verde con algunas plantas al pie. El efecto será mucho más dramático si se eligen variedades con flores de tonos rosados, fucsias y rojos, que hacen un contraste magnífico con el verde. 

3. Juego de colores

Jardines de estilo moderno por EcoEntorno Paisajismo Urbano
EcoEntorno Paisajismo Urbano

Casa Z-26. Jardín de la terraza-bar familiar

EcoEntorno Paisajismo Urbano

Para que el pequeño jardín interno resulte encantador, se puede jugar con las diversas tonalidades vegetales. Este cantero, por ejemplo, tiene un lecho de chips de madera que con sus tonos amarronados combinan perfectamente con las plantas verdes y moradas el follaje y las flores amarillas que se dispusieron alrededor. 

4. Guirnaldas de luz

Aunque en principio se usaban solo durante la Navidad, hoy muchas ciudades engalanan sus árboles con guirnaldas de luces blancas que les dan un toque festivo y soñador. Esto se puede adoptar para el pequeño jardín interior, que en medio de la oscuridad llenan la noche de destellos como si fueran miles de luciérnagas.

5. Flores y colores

Un pequeño jardín puede ser solo un rincón verde, o tener una explosiòn de color que se puede conseguir entremezclando algunas especies de intensa floración. Las mismas se pueden disponer en macetas colgantes elevadas, que dejen desparramar sus flores en cascada por entre las ramas de los árboles creando un efecto encantador y muy decorativo. 

6. Un pasillo también sirve

No siempre se dispone de un balcón, patio o terraza para armar un pequeño jardín. Por eso esta idea de construir canteros en los pasillos permite tener un rincón verde de todos modos. Lo importante es asegurarse un buen aporte de luz natural y de sol, para que las especies se puedan desarrollar sanas y fuertes. 

7. Variedad de especies

Un pequeño rincón verde no tiene por qué albergar una sola variedad de plantas y un poco de pasto. El toque especial lo va a dar la variedad, por lo cual conviene tener sectores con plantas longuilíneas, otro con palmeras, y otras con cactus y suculentas. Esto hace que el jardín sea más diverso y que esté en su esplendor en todas las épocas del año.

8. Agua, tierra, verde

 Un  jardín con una fuente tiene un encanto especial, en especial si ésta es antigua o recuperada. Puedes mantenerla funcionando para disfrutar del relajante sonido del agua que corre, y disponer a su alrededor varios tipos de plantas, que ayuden a sentirse en un verdadero paraíso terrenal donde nada falta. 

9. Ventanas panorámicas

Quien tiene la suerte de contar con un pequeño patio, sabrá las ventajas de poder poner canteros con plantas de todo tipo. Para que se pueda aprovechar la belleza de este espacio, nada mejor que contar con ventanales bien amplios que se abran hacia ese lugar. Es una forma de integrar la naturaleza y el exterior con el interior de la vivienda, en forma indirecta pero presente de todos modos.  

10. Un poco de todo

Para tener verde y color durante todo el año conviene asesorarse para elegir variedades que se vayan alternando. De ese modo siempre tendremos follaje, flores y ramas para que nuestro jardín esté frondoso. Nadie quiere que en invierno luzca triste y despojado, o que en otoño quede totalmente desprovisto de hojas, por eso conviene elegir muy bien para poder disfrutar de él en cualquier época del año, en cuanto haya un rayito de sol para aprovechar.

11. Sin cortinas, por favor

En los ambientes que dan a un jardín interior no hay necesidad de utilizar cortinas o roller, ya que se impediría disfrutar al ciento por ciento de esa maravilla. Si se puede colocar un semicubierto de cañas para tamizar un poco el sol, pero en cuanto a las ventanas, nada debe impedir que estemos en contacto visual con el maravilloso verde de las plantas y el colorido de las flores.

12. Piedras y cortezas

Jardines de estilo moderno por Vivero Sofia
Vivero Sofia

Jardin con laja y corteza de pino

Vivero Sofia

Un jardín puede ser pequeño pero no por eso verse descuidado. Se lo puede armar incluyendo lajas y chips de madera, formando un sendero que nos permita recorrerlo sin arruinar las plantas. Es un recurso que queda muy bien desde el punto de vista decorativo ya que el color pálido de la piedra combina maravillosamente con el marrón subido de la madera. Con poco gasto se logran muchos resultados. 

Para ver más ideas de jardines pequeños, consultá este libro de ideas. 

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!