Una casa que parece suspendida en el aire

Antonia T Antonia T
Google+
Loading admin actions …

Últimamente, siguiendo algunas tendencias de maximización de los espacios, hemos publicando varios proyectos de casas modulares que son utilizadas como residencia permanente o vacacional.

Funcionales y estéticamente atrevidas este tipo de viviendas van cobrando mayor popularidad. Y no es para menos, sus diseños poco convencionales sorprenden con espacios amplios y confortables. Para confirmar esta tesis, en este libro de ideas te mostramos un proyecto del prestigioso despacho Marcelo Ranzini Arquitectura.

Ubicada en Vilassar del Mar, en España, esta vivienda seduce con su diseño compacto. En forma de prisma la casa se desarrolla en dos plantas. La dualidad en cada uno de los pisos se manifiesta en la concepción y el diseño de los espacios. Arriba y hacia los laterales las áreas privadas se encuentran celosamente protegidas por muros de hormigón, abajo, en cambio, los espacios sociales se encuentran circundados por amplios cristales que se abren hacia el jardín.

Cabe destacar que el arquitecto Marcelo Ranzini cuenta con amplia experiencia profesional. Reconocido internacionalmente su obra ha sido publicada en América, Europa y Asia. En la actualidad desarrolla su actividad profesional en Barcelona, Rosario y El Trébol en Santa Fe.

Singular hermetismo

El aire mediterráneo impregna los muros de este proyecto pero lo hace de una forma muy singular; alejado de los convencionalismos y apegado al modernismo. Así es como se concibe esta vivienda. Es por eso que sus majestuosos volúmenes no inquietan sino que son parte de un concepto funcional en donde las grandes dimensiones son las propulsoras de las idea.

La privacidad es otro de los motores de esta propuesta y la fachada es un digno ejemplo. Vigas de madera, muros de concreto y cristales evitan la mirada ajena dialogando de forma armónica y consensuada.

Una escalera conduce a la entrada peatonal que se mimetiza con un acertado muro de madera.

​Definitivamente monumental

El imponente volumen de la planta superior se proyecta en un atrevido volado que parece flotar sobre el prisma de cristal de la planta baja.

Cemento, madera y cristal se hace presente nuevamente y se distribuye en la contrafachada y en cada una de las plantas de manera equilibrada, coherente.

El juego de volúmenes crea en una galería cubierta desde donde se pueden apreciar una agradable vista hacia el jardín y la piscina. Esta última continúa con su forma las líneas de la vivienda, en donde los ángulos rectos y las líneas duras son las protagonistas.

​Delicadamente contemporáneo

Hacia el interior el minimalismo se adueña del área. No hay muros que dividan las zonas sólo el mobiliario limita los espacios.

Los muebles contemporáneos se observan en cada uno de los rincones. Las sillas de diseño, por ejemplo, forman parte de esos detalles que ya sea por su forma o color aportan estilo y distinción a la planta.

​Colores que relajan

La gama de colores para paredes, techos y pisos se debate entre los grises y blancos. Las aberturas de hierro combinan a la perfección con la estufa de estilo escandinavo que, con su diseño, además de servir como elemento divisorio entre el living y comedor, añade un grado de informalidad al espacio.

Por otro lado, una escalera liviana y moderna conduce hacia el primer piso en el que se ubican los dormitorios.

Perspectivas y ángulos

Subimos al primer piso. En esta planta la pulcritud de las perspectivas y ángulos hacen de la suya y crean como resultado un área de tránsito amplia, limpia y luminosa.

El tragaluz que se extiende a lo largo del techo asegura un caudal de luz que viste de forma uniforme toda el área.

Finalmente, detrás de las paredes, los dormitorios y sin duda el encanto.

¡Seguí en homify e inspírate con sus libros de ideas!

¿Qué te pareció este proyecto de Marcelo Ranzini Arquitectura?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!

Solicitá una consulta gratuita

¡Encontrá la inspiración para tu hogar!