Se genera una doble altura para enriquecer el espacio interior aportando calidez a través de la iluminación natural. A pedido del comitente la fachada se abre al exterior con grandes ventanales tamizados por una celosía de madera, generando diferente intensidad de luz y sombra a lo largo del día. Los materiales predominantes son vidrio y madera, un interesante contraste entre opaco y traslucido que se da en toda la fachada. El color ámbar del texturado del los muros termina de completar la composición, aportando estabilidad entre el brillo del vidrio y la calidez de la madera.

Color: Ámbar/Dorado
Material: Madera
Fotos similares
Comentarios

Solicitá cotización

Url de E-Mail inválido
Número incorrecto. Por favor, verifica el código de área, prefijo y número de teléfono.
Mi solicitud de proyecto será reenviada al profesional. Al hacer clic en Solicitar confirmo que he leido los Términos y condiciones generales.