Ventanas de madera: ideas, diseños e imágenes | homify Ventanas de madera: ideas, diseños e imágenes
Error: Cannot find module './CookieBanner' at eval (webpack:///./app/assets/javascripts/webpack/react-components_lazy_^\.\/.*$_namespace_object?:3688:12) at at process._tickCallback (internal/process/next_tick.js:189:7) at Function.Module.runMain (module.js:696:11) at startup (bootstrap_node.js:204:16) at bootstrap_node.js:625:3

Ventanas de madera: ideas, diseños e imágenes

Ventanas de madera

El origen de  la palabra ventana en español proviene del latín ventus, que significa viento, En inglés, la palabra “window” también deriva de la misma idea, wind: viento, lo cual  nos recuerda que tienen la función no solamente de dejar entrar la luz natural, sino también de ventilar los espacios. A las ventanas debemos sumarles el tratamiento adecuado, ya que las cortinas o persianas harán toda una diferencia cuando hablamos de decoración, dándole a los ojos de nuestra casa el marco adecuado para que resalten y proporcionándonos privacidad y oscuridad cuando así lo necesitamos.

Ventanas de madera versus otros materiales

Las ventanas de madera siguen siendo las indiscutibles favoritas de quienes abogan por una arquitectura ecológica y por estilos decorativos más tradicionales . Si bien han encontrado una competencia nada despreciable en otros materiales como el aluminio y el acero inoxidable o las ventanas de PVP, en términos de aislamiento térmico resultan una mejor opción. Las ventanas de madera aislan nada más y nada menos que 400 veces más que las de acero inoxidable y créanlo o no, 1800 veces más que las de aluminio.

¿Qué quiere decir esto? Que el ahorro de energía en nuestra casa será más que significativo, teniendo en cuenta que la falta de un aislamiento térmico eficiente es la causa de que se gaste 70% más de energía al mes. En verano entra a la casa el aire caliente y en invierno el viento frío induciéndonos a prender el aire acondicionado más de la cuenta y a subir la temperatura de la calefacción. Por supuesto el mantenimiento de la madera es más demandante que el de otros materiales y también es más alto su costo, pero la madera es un material noble que puede recuperarse incluso cuando parece completamente destruído.

Tipos de ventanas:

Con las ventanas pasa como con las puertas, aunque no lo parezca, la elección de la ventana indicada para cada tipo de espacio es importantísima. Cada tipo favorece a determinadas necesidades como se comprobará a continuación, por lo cual es vital elegir con cuidado y ante la duda consultar con el instalador de ventanas antes de hacer cualquier compra, ya que sabrá cómo orientarnos.

Ventanas tipo guillotina: Este es un tipo de ventana muy común y muy práctico. La parte de abajo de la ventana se desliza hacia arriba, dejando que pase el aire a través de la mitad inferior. Funcionan de maravilla en lugares descampados y ventosos ya que el viento no puede azotarlas contra las paredes como sí sucedería con ventanas abatibles. La contra es que la ventilación se limita al no poder abrir la ventana en su totalidad, pero es una opción que ofrece seguridad ante los climas más inhóspitos.

Ventanas corredizas: Plantean las mismas ventajas y desventajas que la ventana tipo guillotina.  No se abren por completo, pero ante vientos fuertes resultan muchísimo más seguras que las abatibles, es por ello que son muy populares en los cuartos de los más chicos ya que además es muy fácil asegurarlas. Los vidrios se pueden sacar para que su limpieza resulte más fácil y no necesitamos preocuparnos por el espacio interior ni exterior, ya que se deslizan sobre sí mismas.

Ventanas abatibles hacia el interior: Para quienes adoran tener los vidrios siempre impolutos esta ventana es la solución ya que permite limpiar los vidrios en cuestión de segundos sin tener que intentar peligrosas acrobacias. Requieren de espacio a cada lado de la ventana para que los vidrios queden apoyados cómodamente.  Y hay que tener en cuenta que un súbito ventarrón puede destrozar los vidrios.

Ventanas abatibles hacia el exterior: En ambientes chicos, la ventana que se abre hacia afuera es la opción para mantener el ambiente ventilado sin perder espacio interior. La ventaja de las ventanas abatibles en comparación con las corredizas es que las primeras permiten abrir las ventanas en su totalidad, dejando entrar más aire y luz, brindándonos una visual más amplia y limpia.

Ventanas basculantes: Estas ventanas son las mejores en climas muy lluviosos, ya que incluso abiertas no dejan pasar el agua, son como las escotillas de los barcos o las puertas de algunos aviones. Son muy populares en baños y espacios chicos, ya que su función es más que nada ventilar, no para disfrutar de la vista.

Ventanas de arco: Súper románticas y funcionan a la perfección en casas con estilos más clásicos y tradicionales.

Ventanas mirador: Estas son las ventanas que la hacen justicia a una vista panorámica. Están compuestas de dos marcos laterales y uno generalmente más ancho en el medio y sobresalen de la pared. Resultan ideales para cerramientos de balcones ya que se gana espacio interior sin sacrificar la vista, la luz y la ventilación.

Ventanales: Otra opción fabulosa para disfrutar de las más lindas vistas, los ventanales, cuanto más grandes mejor. Incluso del piso al techo siempre que esto sea posible.

Ventanas para tormentas: La forma de asegurar nuestra casa ante la inminencia de tormentas o huracanes es con postigos de metal o madera, que protegerán los vidrios.