Livings mediterráneos: ideas, diseños e imágenes | homify Livings mediterráneos: ideas, diseños e imágenes

Livings mediterráneos: ideas, diseños e imágenes

Living mediterráneo

El estilo mediterráneo en el living creará un espacio luminoso, feliz, que nos recuerde el mar y la playa. Como este estilo decorativo nos hace sentir como si estuviéramos de vacaciones, el ambiente social por excelencia será ese lugar en el que nos sentamos a pasar ratos agradabilísimos con nuestros seres queridos, porque así son las vacaciones: una seguidilla de programas divertidos, tragos y comidas para no estar a régimen y cuantos más seamos, mejor.

¿Cómo darle al living un aire mediterráneo?

Esa impronta marina tan especial, que este estilo sabe transmitir es el resultado de la conjugación de varios elementos. La luz natural, las paredes blancas y texturizadas, el piso oscuro, techos altos y preferiblemente con vigas expuestas, paletas blancas, cremas o beiges, se combinan con tonos terrosos y toques de colores vibrantes, generalmente en la gama de los azules, amarillos, verdes o rojos para recordarnos los colores del mar Mediterráneo, textiles más bien rústicos y en algunos casos cerámicos calcáreos o azulejos. Los muebles y accesorios son bajos, para dar la impresión de que los techos son aún más altos. Si además la casa cuenta con patios internos adyacentes al living, el estilo mediterráneo prácticamente fluirá solo.

Bienvenido el sol

Lo primero que tenemos que hacer es asegurarnos de que el living tiene suficiente luz natural. Así que si las ventanas son demasiado chicas podemos agrandarlas y despojarlas de persianas, cortinas o cualquier elemento que obstruya la entrada del sol. Nada más mediterráneo que un living luminoso y si es con vista, pues mucho mejor. Los espejos artesanales y los colores claros pueden contribuir en gran medida a la luminosidad del living. Por la noche, una iluminación sugerente, con velas en candelabros un poco toscos en materiales como cerámica, barro o hierro forjado, darán la nota romántica.

Paredes mediterráneas

Ya sean de concreto recubiertas en yeso o de adobe, las paredes generalmente son inmaculadamente blancas. La excepción a esta regla son las paredes de piedra, generalmente en tonos cremosos o beiges, que mantienen la premisa de la paleta clara y que refleje la luz natural. Pocos adornos y pinturas y fotografías más artesanales que pulidas, ya que no se busca sofisticación, elegancia o modernidad, sino reflejar la personalidad del sur del Europa y el norte de África. Los tratamientos en las paredes son pocos y simples, nada de tapizados o vinilos. Un par de tapices en tonos azules o amarillos están permitidos, para darles color a las paredes, sin despojarlas de esa cualidad limpia y texturizada.

¿Cómo son los pisos de estilo mediterráneo?

El color de los pisos es oscuro, creando contraste con la blancura de las paredes. La mejor noticia es que estos pisos soportan manchas y polvo muy bien, por lo que su mantenimiento es fácil. Pueden ser maderas oscuras con poro tratamiento, lajas de piedra, azulejos, terracotas o cerámicos. Los colores como ya lo hemos dicho son oscuros, pero cálidos. Los grises más bien amarronados y la madera en sus tonos más ricos y profundos. Cuando se utilizan azulejos o cerámicos calcáreos, se busca un toque marroquí, no portugués, así que hay que mantener esto en mente a la hora de elegir este tipo de revestimiento, o estaremos equivocando la geografía del estilo que buscamos.

Los techos mediterráneos

Preferiblemente altos y con vigas de madera expuestas. Se busca un poco de rusticidad y el exhibir las estructuras que soportan el techo, generalmente muy interesantes visualmente. El tratamiento de la madera es muy sutil, la idea es que se vea un poco áspera. Las vigas pueden pintarse de blanco o de azul marino, por ejemplo, creando acentos marinos. Los muebles son bajos y fuertes, dejando piezas más estilizadas para otros estilos. Es un truco ingenioso que hace que los techos se vean aún más altos.

Accesorios mediterráneos

Todo accesorio que nos haga pensar en el mar, en España, Francia, Italia, Grecia, Turquía y el norte de África son claves para lograr la impronta mediterránea. Los materiales son la cerámica, terracota, piedra, yeso y el hierro forjado, que vemos con frecuencia en rejas, puertas y en todo tipo de adornos y muebles. Los textiles son un poco toscos y generalmente sobre éstos recae la tarea de darle esos toques de color vibrante que llenan de energía un living mediterráneo.

¿Qué busca transmitir este estilo?

La meta del estilo mediterráneo es ni más ni menos hacernos sentir en la orilla de este mítico mar y región. Que nos haga pensar en el mar, la arena, las olas, la vegetación marina, los chillidos de las gaviotas y el olor a sal y a salitre. Los amantes del mar Mediterráneo que han visitado varias de sus costas e islas, saben que por tratarse de varios países, cada cual con sus características propias, es posible encontrar nuestra propia versión de lo que queremos reflejar en nuestra decoración. 

Recuerdos de viajes, souveniers, fotografías, adornos de todo tipo, obras de artistas y artesanos locales harán que nos sea más fácil alcanzar a la perfección, este anhelado estilo, que nos hace sentir despreocupados y felices, como si el verano y las vacaciones recién comenzaran y estuvieran acá para quedarse por siempre.