Jardines zen: Ideas, imágenes y decoración

  1. Jardín JuMo: Jardines zen de estilo  por Laura Vidal Estudio de Paisajismo - Interiorismo
  2. Villa California: Jardines zen de estilo  por Laporta
  3. ¿Necesitás ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitás ayuda con tu proyecto?
  4. Villa California: Jardines zen de estilo  por Laporta
  5. Villa California: Jardines zen de estilo  por Laporta
  6. Parques y Jardines : Jardines zen de estilo  por Aida Tropeano & Asoc.
  7. Jardines zen de estilo  por Arquitectura Creativa
  8. ¿Necesitás ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitás ayuda con tu proyecto?
  9. Jardines zen de estilo  por Esprit Zen
  10. Jardines zen de estilo  por SZ ARQUITETURA
  11. Jardines zen de estilo  por Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  12. Jardines zen de estilo  por Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  13. Jardines zen de estilo  por KMMA
  14. Jardines zen de estilo  por 株式会社Garden TIME
  15. Jardines zen de estilo  por homify
  16. Jardines zen de estilo  por Lazza Arquitectos
    Ad
  17. Jardines zen de estilo  por Aralia
  18. Jardines zen de estilo  por Simple Projects Architecture
  19. Jardines zen de estilo  por DM2L
  20. Jardines zen de estilo  por Arquitectura Creativa
  21. Jardines zen de estilo  por TEKTON | テクトン建築設計事務所
  22. Jardines zen de estilo  por GreenlinesDesign Ltd
  23. Jardines zen de estilo  por ARquitectura
    Ad
  24. Jardines zen de estilo  por  Sophie Durin | Empreinte Paysagère
  25. Jardines zen de estilo  por Schwein Aménagement
  26. Jardines zen de estilo  por Jardines Japoneses -- Estudio de Paisajismo
  27. Jardines zen de estilo  por TEKTON | テクトン建築設計事務所
  28. Jardines zen de estilo  por Trivisio Consultoria e Projetos em 3D
    Ad
  29. Jardines zen de estilo  por contacto36
  30. Jardines zen de estilo  por Eckostudio Horter S.A. de C.V.
  31. Jardines zen de estilo  por Alice Pucker Design de Interiores
  32. Jardines zen de estilo  por Arquitectura Creativa
  33. Jardines zen de estilo  por AbitoVerde
    Ad

Mejora la energía de tu hogar con un jardín zen

Un jardín zen es un espacio para la reflexión y la contemplación. Contrario a lo que se pueda parecer, hacer tu propio jardín zen no es complicado. Si querés aventurarte en esta empresa te damos algunos tips y sugerencias para que hagas el mejor jardín zen. 

Orígenes y materiales

En japonés se los conoce como karesansui. Los materiales con los que se han realizado desde el siglo XIV son básicos: arena, grava y tres rocas. En algunas ocasiones se usan elementos vegetales como arbustos, musgo o hierbas. Son usados sólo para ser vistos y los monjes zen suelen tenerlos para fomentar la meditación gracias a la paz que transmiten.

Gran parte de la cultura japonesa radica en la sencillez y en la austeridad. Los jardines zen no son la excepción. Este tipo de jardín japonés tiene la particularidad de basarse en lo sencillo y en cómo el vacío es más importante que los propios elementos. Son muy apreciados y llegar a dominar el arte de la sencillez en un jardín zen puede tomar muchos años. Lo cierto es que cualquiera de nosotros podemos hacer nuestro propio jardín zen en casa. Con base en estos elementos ¿cómo podemos crear nuestro propio jardín zen? 

Todo lo que tenés que saber para construir un jardín zen

Si bien estos jardines son parte de los templos budistas, también suelen tenerse en las casas o lugares de ocio como restaurantes. Lo primero es elegir un lugar que sea adecuado para la contemplación. Ya sea interior o exterior lo importante es que sea un lugar que no interrumpa la circulación y que pueda ser utilizado para este fin. Buscá un espacio en el que te sientas cómodo y relajado o si querés un reto mayor, uno en el que no te sientas del todo bien: puede que el diseñar en ese lugar tu jardín zen ayude a equilibrar las energías y se convierta en tu lugar favorito de la casa. Si te decidiste por un patio o un jardín se deberá delimitar el espacio que elegiste de alguna manera. La forma más sencilla es con tablones aunque podés simplemente dejar el espacio delimitado por el propio jardín.

La base sobre la que se desarrollará nuestro jardín es arena. Conseguí la suficiente para poder cubrir la superficie que hayás determinado para tu jardín. Los ejes sobre los que deberás hacer el jardín son tres rocas de diferente tamaño pero una tiene que ser considerablemente más grande que las otras dos. Colocá las rocas como mejor te sientas. No hay reglas para ello. Una vez las coloques deberás rastrillar el arena a su alrededor generando círculos concéntricos. El resto del arena deberás rastrillarlo paralelo a los bordes. Si querés darle un plus a este diseño de jardín podés sumarle elementos vegetales.

Si prefería un toque oriental colocá algunos bambúes en determinadas zonas. Si tenés suficiente espacio y lo querés hacer en el exterior, podés optar por ciruelos, jazmines o gardenias.

Si querés hacer un pequeño estanque en el jardín podés utilizar lirios acuáticos. Recordá que los elementos vegetales no son  fundamentales pero pueden dar una sensación más ad hoc a un jardín occidental. 

Mantenimiento

El mantenimiento de los jardines zen es muy sencillo. Lo principal es protegerlo. Como hemos comentado estos jardines zen son para ser observados, no para ser usados. Los niños y las mascotas podrían invadir el jardín. Si lo hacen no es muy grave, simplemente tené a la mano el rastrillador para trabajar las zonas marcadas.

Si comienzan a brotar hierbas sacalas. Muchas veces con la humedad se pueden generar brotes que arruinen el carácter del jardín zen. Si decidiste colocarle plantas regalas y podalas de manera constante para que no pierdan su color y su forma. 

Jardín zen interior

Para los espacios interiores es algo ideal. Podés designar un espacio específico en dónde realizar tu jardín. Ya sea en un rincón de casa o en un espacio en donde tengas un mueble, son vos quién decide cuál es el mejor lugar para diseñarlo. Pero que esto no te limite: podés hacer un mini jardín con piedras  dentro de una pecera o en un tablero pequeño. Usá tu imaginación para elegir un contenedor en donde poder realizar tu mini jardín.  Ya sea en tu casa o en tu lugar de trabajo será un lugar para la contemplación y que fomente la relajación. Lo que se trata de recrear es una escena detenida en el tiempo. 

El jardín zen es una analogía de un océano -representado por el arena- e islas que emergen de él -representado por las rocas. Si te decidiste por recrearlo en una pecera conseguí un recipiente adecuado para hacerlo. Cubrí la superficie con arena -como consejo, te sugerimos arena blanca pues es más atractiva-. Colocá las piedras y algún otro elemento que te guste para complementar el diseño. Lo que sí recordá que una parte fundamental del diseño de los jardines zen es el arena y el espacio que queda entre los elementos. Si bien hemos insistido que en los jardines zen tradicionales no existen elementos vegetales, aportá tu toque con algunas plantas para personalizarlo y que hable un poco de ti. 

No esperés más y crea tu propio jardín zen. Es algo relativamente fácil de hacer y que sacará tu yo creativo. Con muy pocos elementos podés hacer algo bello y que aportará armonía en tu casa o lugar de trabajo. Además que lo único que necesitás es arena, tres piedras y tu imaginación. Si te quedan dudas, podés consultar el directorio de homify con profesionales especializados.