Jardínes: Ideas, imágenes y decoración | homify

Jardínes: Ideas, imágenes y decoración

El dormitorio – Lugar de paz

El dormitorio no es sólo un lugar, es un sentimiento. Un retiro espiritual donde las sensaciones se materializan en objetos que nos arropan, protegen, acarician y nos curan el alma. Un dormitorio es donde todos buscamos ese refugio emocional que nos ayude a desconectar del mundo exterior, liberar las tensiones, recargar la energía y recuperar la paz interior. Cada detalle aquí es relevante y tiene una única misión: aportar el máximo confort, tranquilidad, equilibrio y frescura para que podamos relajarnos durante el día y descansar bien por la noche.

¿Dónde puedo encontrar ideas e inspiración para mi dormitorio?

A la hora de decorar nuestro dormitorio, necesitamos ideas frescas e inspiradoras para huir de las estampas y crear un ambiente de descanso único. Si estás a la caza de soluciones ingeniosas, homify te invita a visitar su sección de dormitorios: aquí encontrarás un sinfín de ideas originales por las que guiarte y conseguir un dormitorio perfecto. Una vez creado tu perfil en la página, podrás guardar todos aquellos diseños que te hayan gustado: para ello sólo tienes que hacer un clic sobre sus imágenes y almacenarlas en tu libro de ideas virtual. Junto con las fotos también puedes guardar anotaciones y de esa forma crear tu propio álbum de ideas y tips al que podrás recurrir siempre cuando lo necesites.

¿Qué estilo de dormitorio es adecuado para mi?

No existe una receta universal para conseguir un dormitorio perfecto. Cada persona es única y el diseño de su hogar refleja como un espejo su personalidad, gustos, preferencias y necesidades. No obstante, la decoración de un dormitorio también depende de otros factores como su tamaño, orientación y el estilo general de la casa. Una habitación pequeña y poco soleada parecerá más grande y luminosa si la decoramos en tonos claros y la amueblamos con accesorios visualmente ligeros. Si lo que queremos es conseguir un dormitorio fresco y relajante, la mejor opción sería recurrir a una gama de colores verdes y azules claros. Por otro lado, los tonos vivos y cálidos consiguen crear espacios muy tonificantes, llenos de vitalidad, dulzura, energía y buen humor.

Tips para decorar el dormitorio

No hay que ser un diseñador profesional para poder crear un dormitorio bonito, cómodo y acogedor. Sin embargo, es absolutamente necesario planificar su decoración antes de poner las manos a la obra. La mejor solución sería visualizar la imagen de tu futuro dormitorio y para ello crear una tabla de inspiración, virtual o real, con las fotos de interiores que más te gustan. De esa forma obtendrás un collage al que irás añadiendo de forma gradual imágenes nuevas y quitando aquellas que no armonicen con resto del conjunto. Así, jugando con diferentes colores y estilos, conseguirías el resultado final que buscabas. Para empezar el reto, puedes elegir una paleta cromática y guiarte por ella a la hora de seleccionar texturas, tejidos, muebles y otras soluciones originales para tu dormitorio. Puede que durante ese apasionante proceso te lleves alguna sorpresa. Por ejemplo, enamorándote de cosas que a priori no entraban en tu lista de deseos, ni concordaban con tus gustos habituales. No te asustes y sigue tus sentimientos: este podría ser el primer paso hacia una experiencia nueva y muy agradable.

¿Qué colores son mejores para el dormitorio?

Una persona duerme un promedio de veinte años de su vida. Por ello es de vital importancia convertir nuestro dormitorio en el lugar más mimado de la casa. Los mejores colores para este oasis de paz son beige, amarillo claro, azul celeste, aguamarina y verde suave. Todos ellos transmiten serenidad e invitan al descanso. Ten cuidado con colores demasiado intensos: el rojo, burdeos, naranja o púrpura en grandes cantidades pueden interferir en el proceso de relajación e incluso tener un efecto negativo sobre nuestro sistema nervioso. Por tanto, es mejor utilizar los tonos vivos en forma de complementos, aportando así un agradable toque de color a nuestra zona de relax. Y si tu propósito es conseguir un dormitorio romántico, opta por pintar sus paredes en tonos albaricoque, rosa, malva, fucsia o un suave coral.

¿Qué tipo de revestimiento para el piso debería usar en mi dormitorio?

El piso es un elemento clave en nuestro dormitorio, pues es lo primero que tocamos con los pies a la hora de levantarnos y lo último cuando nos vamos a dormir. Para elegirlo bien tendrás que guiarte por la importancia estética y táctil que tiene para ti, sin dejar de lado otros factores de peso que puedan influir en tu decisión. Entre ellos, el mantenimiento, la limpieza, la durabilidad y, por supuesto , su efecto sobre nuestra salud (por ejemplo, una alfombra o una moqueta no son apropiadas para las personas alérgicas por su capacidad de acumular polvo y crear gérmenes). El parqué sigue siendo el revestimiento más recomendado para el piso de cualquier dormitorio por ser un material cálido, natural, ecológico, extremadamente duradero (¡el único que mejora con la edad!) y muy confortable a la hora de caminar sobre él con los pies descalzos. Sin embargo, la moqueta y las alfombras en el dormitorio también tienen a sus adeptos por ser muy cálidas, suaves y buenas aislantes del frío y ruido.

¿Cuáles son los accesorios adecuados para mi dormitorio?

Como es lógico, la cama sigue siendo la reina del dormitorio. Su elección depende del estilo que buscas: si te declinas por lo elegante y atemporal, elige una cama de estilo clásico en madera noble o forja; si, por el contrario, optas por algo más contemporáneo, puedes elegir un modelo de estilo japonés o un gótico moderno. Y para que nuestro dormitorio sea completo y funcional, colocaremos a ambos lados de la cama unas mesitas de noche, y en una de las paredes instalamos unos armarios empotrados o exentos. Si te permite el espacio, añade a este conjunto una práctica cómoda y corónala con un bonito espejo. Las ventanas se vestirán con unas cortinas, finas o gruesas, dependiendo de si quieres dejar pasar la luz o, por el contrario, bloquearla cuando lo necesites. Lo importante es que todos los muebles de tu dormitorio compartan el mismo estilo y la gama cromática, creando un ambiente armonioso y relajante.

¿Cómo amueblar dormitorios pequeños?

¿Estás buscando ideas para dormitorios pequeños? ¡Te sorprenderá lo mucho que un poco de ingenio puede hacer por un espacio reducido! Convertir dormitorios pequeños en habitaciones cómodas, bonitas y funcionales es fácil recurriendo a algunos trucos que las amplían visualmente. Te desvelamos todos los secretos: pinta las paredes en colores claros (elige la textura mate que, además de dar amplitud, crea una sensación de profundidad), utiliza pocos muebles y elígelos también en tonos claros y de escaso volumen, opta por los accesorios multifuncionales (por ejemplo, una cama abatible con un cajón interior), coloca espejos (mejor frente a la ventana), ya que reflejan la luz y aumentan el espacio de forma visual. El piso de un dormitorio pequeño también será de color claro, a juego con el resto de la decoración.

Dormitorios blancos

Si te apasiona el blanco, te presentamos algunas ideas para decorar tu dormitorio en este color. La habitación decorada en blanco puede ser práctica, versátil y muy estética. ¿Las ventajas? ¡Muchas! Y es que este color tan especial amplía visualmente el espacio, crea atmósfera de pureza, aporta serenidad, invita al descanso y mejora la calidad de nuestro sueño. Si optas por un look white total, añádele algunos complementos en colores vivos para que tu dormitorio no parezca una habitación del hospital. Por ejemplo, decora la cama con unos cojines de color rojo o fresa, cuelga algún cuadro colorido o coloca un ramo de flores multicolor en tu mesita de noche.

¿Qué papel tapiz o color de pintura es mejor para la pared de mi dormitorio?

El papel tapiz se convierte en un elemento clave cuando se trata de buscar ideas para dormitorios de diseño. A día de hoy es fácil encontrar un papel tapiz para dormitorios debido a una amplia oferta de diseños que hay en el mercado actual. Para un dormitorio soleado elige un papel en tonos vivos, ya que la luz del sol rebaja la intensidad de los colores y les hace parecer más pálidos y menos inexpresivos. Si, por el contrario, tu dormitorio recibe poca luz solar, decora las paredes con un papel tapiz en tonos claros y cálidos, como el beige, melocotón o amarillo claro. Esta gama de colores compensa muy bien la falta del sol y crea ambientes alegres y confortables.

Guia de estilos y decoración para dormitorios

Cómo lograr: dormitorios modernos

La base de todas las ideas para el dormitorio moderno es la sencillez y la funcionalidad del mobiliario. Sin embargo, el estilo contemporáneo admite una gran variedad de diseños y colores, por lo que no hay reglas que seguir. Somos libres de combinar en nuestro dormitorio materiales naturales y sintéticos, así como elementos tradicionales y modernos. Los complementos -cuadros, lámparas de mesa, flores o cojines- adquieren una importancia especial a la hora de decorar un dormitorio moderno. El minimalismo que le caracteriza se suaviza con soluciones ingeniosas como el papel tapiz con imágenes de una ciudad nocturna o de un famoso lugar de interés como la Torre Eiffel o Big Ben.

Cómo lograr: dormitorios eclécticos

El eclecticismo aporta un sinfín de ideas para decorar el dormitorio en un estilo tan peculiar y vitalista. Con su enfoque correcto conseguiremos un ambiente único y muy personal, siempre y cuando no combinemos más de dos o tres tendencias estilísticas. Un dormitorio ecléctico tradicional se caracteriza por una mezcla de estilos cercanos: clásico con imperial, barroco con rococó. Sin embargo, el estilo ecléctico moderno destaca por su magnífica capacidad de conciliar lo antiguo con lo nuevo, lo oriental con lo occidental, lo étnico con art decó y high tech. Aunque siempre con una condición: diferentes elementos estilísticos deben crear un conjunto armonioso. Recuerda que el estilo ecléctico admite todo tipo de colores, pero el resultado final nunca debe ser aburrido y poco expresivo.

Cómo lograr: dormitorios en estilo industrial

El estilo industrial es un homenaje al progreso técnico y científico reflejado en el diseño de interiores y está caracterizado por ser conciso, constructivo y funcional. Las ideas para decorar dormitorios de este estilo implican el uso de ciertos materiales industriales como hormigón, metal y ladrillo visto con detalles en madera y cuero. Las paredes de hormigón y ladrillo son fáciles de imitar con ayuda de papel tapiz y baldosas cerámicas, mientras que las superficies de metal se consiguen gracias a las pinturas metalizadas. Un dormitorio de estilo industrial está asociado con una paleta de colores acromáticos (gris, blanco, negro) o una combinación de tonos marrones (cobre, barro, chocolate, sepia). Para revestir el suelo utiliza parqué, hormigón o baldosas de cerámica de gran formato que imitan la madera. La cama y otros muebles en un dormitorio industrial destacan por sus líneas rectas y puras, creando un ambiente fresco y minimalista.

Cómo lograr: dormitorios en estilo rústico

El principal elemento decorativo en dormitorios de estilo rústico es la madera sin tratar, a la que veremos en abundancia en los pisos, techos, paredes, muebles y complementos. En un dormitorio rústico predominan los colores marrones, desde los más claros como el roble, arce blanco y aliso hasta los tonos más oscuros como nogal, wengué, cerezo y haya. A veces el estilo rústico contemporáneo hace guiño a los dormitorios shabby chic, admitiendo detalles en colores rosa, blanco y verde aguamarina, así como como los prints florales y mezclas de los elementos antiguos y modernos. En dormitorios rústicos no pueden faltar camas de madera tradicionales y de líneas sencillas, baúles y banquetas de aspecto natural o envejecido y los tejidos de colores claros.

Cómo lograr: dormitorios en estilo escandinavo 

En un dormitorio de estilo escandinavo reinan calma y austeridad gracias a los colores claros con predominancia del blanco y muebles de poco volumen (excepto la cama), sencillos y funcionales, sin muchos adornos y detalles decorativos. Las ventanas son una fuente de luz natural tan preciada en los países nórdicos y por tanto la gran mayoría de veces las dejan sin cubrir o visten con unas cortinas claras y vaporosas. Si tanta blancura en decoración te parece excesiva, puedes diluirla pintando las paredes en azul claro, verde esmeralda pálido, café con leche o rosa palo. Y si las dejas en blanco, compensa su frialdad con una cama de madera clara y algunos complementos en colores vivos (una alfombra de color turquesa, unas lámparas rojas, una manta y cojines en tonos fucsia). Las remodelaciones de dormitorios al estilo escandinavo no serían completas sin una bonita cómoda de varios cajones y una escalera decorativa apoyada en la pared que se utiliza para colgar ropa o colocar pequeñas macetas de flores.