Cocinas modernas: ideas, imágenes y decoración | homify Cocinas modernas: ideas, imágenes y decoración

Cocinas modernas: ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitás ayuda con tu cocina?
  2. ¿Necesitás ayuda con tu cocina?

Cocinas modernas

Cuando hablamos de estilo moderno nos referimos al que comprende las últimas tendencias de la época. Si uno se remitiera a la llamada modernidad en los años ’70 se encontraría con una cocina con colores intensos como el amarillo, el verde y el naranja, aplicados en especial a las alacenas y mesas sobre un material novedoso para la época: la fórmica. 

Este material económico y práctico logró sustituir a los muebles lustrados o pintados, llenando de color los espacios de la casa como la cocina o el baño. Del mismo modo las tonalidades llamativas se adueñaban de los cerámicos en los revestimientos de pisos y paredes, con diseños geométricos o florales. Hoy esta estética dejó de llamarse “moderna” pero sigue en auge y se la conoce como vintage ya que hace un revival de las modas del pasado.

Cualidades de la modernidad 

Lo que hoy es moderno probablemente se convierta en vintage dentro de algunos años. Estos elementos de hoy incluyen materiales sintéticos de última generación como el Silestone y el Corian, que permiten crear mesadas y bachas de una gama de colores variada y llamativa. La ventaja de estos productos es que se pueden moldear a voluntad, aunque en el caso del Corian hay que tener cuidado con la acción del calor y los ácidos ya que pueden malograr el acabado.

Las cocinas suelen incluir islas que cumplen una doble función: de preparación de los alimentos y de organizador social donde los habitantes de la casa se reúnen a desayunar  o tener una comida informal. Los centros de fuego más modernos son de material vitrocerámico y la fuente de alimentación va dejando paulatinamente la alimentación a gas para ser reemplazada por la electricidad.  

Equipamiento 

La modernidad en la  cocina incluye una variedad de electrodomésticos que hacen la tarea mucho más simple y rápida. Y con creciente revolución foodie, cada vez más amantes de la cocina adquieren utensilios y equipamiento como ollas y accesorios sofisticados para preparar todo tipo de platos. 

Entre los electrodomésticos, no puede faltar una cafetera con cápsulas un lavaplatos de última generación, un horno de convección y una heladera vistosa. Las  más codiciadas son las de frente acerado con dispenser de agua y hielo que hacen mucho más funcional la cocina.

Revestimiento 

El revestimiento de los pisos es variado, pero los más modernos son los de porcelanato, que ofrecen una variedad de diseños, con brillo y resistencia. Otra alternativa muy de moda es el uso de cemento alisado o cerámicos que imitan tablas de madera. Para las paredes, la oferta es aún más variada y puede incluir los clásicos azulejos hasta cerámicos con todo tipo de motivos. 

Una moda de los últimos tiempos incluye una pared tratada con pintura de pizarra negra, que permite decorarla con dibujos, recetas de cocina, mensajes motivadores o lo que dicte la imaginación de los dueños de casa. Otra costumbre de la modernidad en la cocina incluye pequeñas macetas con especias y plantas aromáticas en la ventana o las mesadas, que se pueden utilizar para preparar platos gourmet.   

Otra costumbre de las cocinas modernas es dejar los utensilios a la vista. Para ello se disponen racks de acero inoxidable con ganchos para colgar ollas, sartenes, cucharones, espumaderas y otros. La vajilla también suele quedar a la vista,  y en estos días la preferida es la de porcelana completamente blanca, que permite ser combinada  con todo tipo de vasos y equipamiento.

La barra americana es la niña mimada de las cocinas modernas, y en general está adosadas a la mesada e integrada a la cocina o cerca de la misma. Lo ideal es que cuente con dos a cuatro banquetas donde poder sentarse a disfrutar de un desayuno o una comida informal.

Iluminación 

La iluminación es otro de los elementos fundamentales de las cocinas modernas, y lo más práctico es instalar una cenefa iluminada para las mesadas o zonas de trabajo, complementada con una decorativa lámpara central. El uso de dos tipos de luz impide que al cocinar se genere sombra sobre la zona de trabajo. 

En la actualidad ya van quedando de lado las clásicas dicroicas para reemplazarlas por las modernas luces LED que permiten iluminar en forma más intensa e inteligente, a la vez ahorrar mucho dinero y elegir el tipo de luz que más se adecue a los gustos del dueño de casa, ya sea cálida o fría.

Siempre que sea posible, si se diseña la cocina desde cero hay que disponer un ventanal para gozar de luz natural. Esto no solo asegura una zona de trabajo más agradable y funcional sino que genera un ambiente saludable ya que permite una correcta ventilación. Esto ayuda a dispersar los olores que emanan de la cocción de los alimentos y evita que se esparzan por el resto de la casa. Si esto no fuera posible hay que prever la instalación de un extractor y un sistema de iluminación eficiente.