Cocinas: ideas e inspiración | homify

Cocinas

La cocina- Un lugar para disfrutar

Si algo caracteriza a una buena cocina es su atractiva estética unida a una gran funcionalidad. Juntas crean un ambiente acogedor perfecto para disfrutar de un café de la mañana, una sabrosa comida del domingo o una agradable cena en familia. Incluso la cocina más pequeña puede convertirse en un espacio cómodo, práctico y agradable si a la hora de decorarla nos armamos de ideas ingeniosas y versátiles. La unión del diseño y la tecnología da lugar a soluciones a la vez prácticas y estéticas, creando estancias sublimes con señas de identidad propias.

Ideas e inspiración para la cocina

La cocina es el corazón de la casa. Y no es de extrañar que todos buscamos las mejores ideas para convertirla en un espacio de máximo confort y hospitalidad. La sección Cocinas de homify es una perfecta fuente de inspiración para todos los gustos y necesidades. En ella encontrarás numerosas ideas para decorar la cocina de tus sueños y convertirla en el lugar más acogedor de la casa. Después de crear tu perfil en homify, podés guardar todos los diseños que te hayan gustado en tu libro de ideas. Para ello solo tenés que hacer un clic sobre estas fotos y ¡listo! Al lado de cada una de ellas también podés añadir tus comentarios y guiarte por ellos para conseguir la cocina con la que siempre soñabas.

Planificar una cocina sencilla

Conseguir una cocina con una acertada distribución del espacio, una marcada personalidad y todo lo necesario en cuanto a los electrodomésticos y muebles no es una utopía. Tan sólo necesitás planificarla bien, teniendo en cuenta los metros disponibles y tus necesidades diarias. La distribución perimétrica del mobiliario es la más adecuada en una cocina: con ella ganarás espacio y dejarás el centro libre para ubicar una mesa. Las cocinas pequeñas pueden convertirse en estancias versátiles y multifuncionales a través de unas ideas muy ingeniosas. Por ejemplo, una encimera puede hacer las veces de una mesa auxiliar, una zona de trabajo, una barra de desayunos o un separador entre la cocina y el comedor. Si ubicamos el fregadero debajo de una ventana, aprovechamos la luz natural y disfrutamos de las vistas mientras limpiamos los utensilios y alimentos. En cambio, los fogones deberán estar siempre colocados frente a una pared y nunca ante una ventana por razones de seguridad. Los muebles de una cocina sencilla suelen ser de líneas puras y colores discretos para aportar la sensación de orden y serenidad al ambiente.

Tips para decorar la cocina

Para conseguir una cocina práctica y con estilo es importante tener claras nuestras prioridades y necesidades diarias. Su distribución también dependerá de la ubicación y los metros disponibles, de si vamos a crear una zona de office o con una barra de desayunos tenemos suficiente, y de la cantidad y el tamaño de los electrodomésticos que queremos instalar. A la hora de amueblar un office es importante elegir una mesa que aúne funcionalidad, belleza y resistencia, al tiempo que ha de ser fácil de limpiar y mantener. Para sacar el máximo partido al espacio y ampliar la zona de paso se puede optar por las puertas correderas, tanto en la entrada a la cocina como en los armarios. Y para tenerlo todo en orden, los muebles modulares serían la mejor solución: se adaptan bien a las necesidades de cada familia y ofrecen una gran capacidad de almacenaje.

Decoración para las paredes de la cocina

El revestimiento de las paredes en una cocina debe ser resistente a la humedad, al vapor, a la suciedad y además de fácil limpieza y mantenimiento. Otros factores a tener en cuenta son su durabilidad, estética y compatibilidad estilística con el resto de la decoración. Los materiales que mejor resultados dan son papel tapiz lavable, baldosas cerámicas y piedra natural. Si la cocina tiene poca luz natural, las paredes de colores claros le aportarán un plus de luminosidad. El papel tapiz para la cocina es un remedio perfecto para crear diferentes zonas en el mismo espacio: por ejemplo, separar visualmente la zona de trabajo y la zona del office. También es importante tener en cuenta el efecto psicológico que tiene sobre nosotros uno u otro color. Está demostrado que el rojo, amarillo, naranja, melocotón y un ocre cálido estimulan el apetito, mientras que el verde, azul, lila y turquesa calman la sensación de hambre. Si te decantas por la primera opción, elige el amarillo: este color no sólo despierta el apetito, sino también produce la sensación de alegría y seguridad, ayudándonos a digerir mejor los alimentos.

Cocinas blancas vs cocinas negras

La cocina blanca se adapta perfectamente a cualquier estilo y no depende de los caprichos de la moda. El blanco es universal y combina muy bien con cualquier otro color: aporta frescura a los tonos claros y resalta la intensidad de los más cálidos. Además, las cocinas de diseño decoradas en blanco parecen más amplias, luminosas, serenas y llenas de armonía. En cambio, el color negro tiene la capacidad de absorber la luz y por tanto, empleado en exceso, puede oscurecer una habitación. Para que esto no ocurra, los muebles en negro, incluyendo la campana y la encimera, deberán tener la superficie pulida que actúa como un espejo, reflejando la luz y otros objetos de la cocina. Gracias a ese efecto se consigue un ambiente agradable, elegante y luminoso, sin dejar de ser muy peculiar y atrevido. El negro no encaja bien en las cocinas pequeños, porque necesita amplitud para lucir su auténtica belleza. Por tanto, cuanto más espacio y luz natural tiene la cocina, más armoniosos se verán en ella los muebles de ese color. Y si unimos el blanco y el negro, conseguiremos una combinación noble, elegante y dinámica, muy propia de estilos high tech y minimalismo.

¿Qué piso es mejor para mi cocina?

El piso de una cocina no sólo debe ser hermoso, duradero, antideslizante y fácil de limpiar, sino también resistente a la humedad, al rayado y a todo tipo de manchas. A día de hoy el mejor material para revestir el suelo de una cocina son las baldosas cerámicas que cumplen con todos estos requisitos y están disponibles en una gran variedad de estilos, colores y tamaños. La opción más óptima es el gres porcelánico cuyas propiedades lo hacen totalmente inmune a los cambios de temperatura, al desgaste diario, al manchado y a la humedad. No es el piso más económico, pero sin duda el más duradero y el que menos quebraderos de cabeza da a sus propietarios. Desde el punto de vista técnico, los azulejos grandes son más fáciles y rápidos de instalar. Sin embargo, las baldosas pequeñas dan más juego a la hora de decorar y aportan un toque de distinción a la estética de la cocina.

¿Cuál es el material adecuado para la mesada de la cocina?

Como el resto de los accesorios de cocina, una mesada debe reunir estilo y funcionalidad. Los mejores modelos de encimeros se hacen de piedra natural. En su mayoría, de granito, mármol y cuarzo por su gran estética, durabilidad, fácil mantenimiento, resistencia a los daños mecánicos y sus propiedades antisépticas que evitan el crecimiento de bacterias. Las mesadas de cocinas en cuarzo compacto son las más resistentes a los golpes y al rayado, se limpian con facilidad y gracias a su escasa porosidad repelen el agua. Además, están disponibles en una amplia variedad de diseños y colores. Sin embargo, son sensibles a las altas temperaturas y necesitan el uso de protectores para colocar sobre ellas cazuelas y ollas calientes. El mármol destaca por su gran belleza y elegancia, pero es más delicado que el granito en cuanto a las manchas, golpes y ácidos. Por otro lado, tanto el mármol como el granito son resistentes a las altas temperaturas y requieren un mantenimiento diario muy sencillo.

¿Qué tengo que tener en mente cuando elijo los muebles de cocina?

A la hora de buscar las ideas para el almacenamiento en la cocina, lo mejor es optar por muebles modulares que se adaptan fácilmente al metraje disponible y a las necesidades de cada familia. Al ser personalizados, contribuyen a los movimientos más cómodos, además de ofrecer más espacio de almacenaje que los muebles estándar. En una cocina funcional no pueden faltar cajones de guías telescópicas que se deslizan de forma suave y sincronizada; armarios con puertas elevables que ofrecen apertura más cómoda, silenciosa y sin esfuerzo; una isla de altura ajustable en función de cada necesidad y un módulo de reciclaje con un cómodo sistema de separación de desechos. En cuanto a textura y decoración, siguen arrasando los accesorios vintage para la cocina, con predominio de la madera de efecto desgastado y vetas muy marcadas. La iluminación en la cocina es otro punto importante a tener en cuenta a la hora de equiparla. Los diseñadores de homify recomiendan apostar por las luces LED que, instaladas en el mobiliario, proporcionan una agradable iluminación ambiental, además de ahorrar la energía.

¿Cómo diseñar una cocina abierta?

Planificando una cocina abierta hay que asegurarse que la distancia entre ella y la zona del comedor sea lo más corta y despejada posible. Si además hay un desnivel entre ambos espacios, es mejor eliminarlo, ya que no sólo puede resultar incómodo, sino también peligroso. Otros factores a tener en cuenta son la orientación de la cocina y la cantidad de luz natural que recibe durante el día: un espacio soleado admite más variantes en color, estilo y diseño de muebles, mientras que un ambiente con escasa luz solar necesita más precaución a la hora de elegir su decoración. Para más comodidad, los tres esenciales de la cocina -frigorífico, zona de fogones y fregadero- deben formar el famoso triángulo de trabajo, al igual que en una cocina convencional. Nunca ubiques la zona de cocción debajo de una ventana por motivos de seguridad, ya que el viento puede apagar el fuego y dejar escapar el gas. Si no disponés de mucho espacio, podés sustituir una mesa o una isla del centro por una barra de desayunos.

¿Cómo encuentro el profesional adecuado para mi cocina?

A la hora de buscar ideas para la cocina ideal lo mejor es contar con ayuda de un diseñador profesional con una amplia experiencia demostrable. Cada decorador con buenas referencias debe tener a disposición de sus clientes un portfolio con trabajos realizados (como mínimo, unos 10-15 proyectos bien presentados). La mejor forma de encontrar a un diseñador es tan antigua como el mundo mismo, es decir, buscálo a través de tus familiares, amigos o conocidos que ya habían tratado con él y están satisfechos con los resultados de su trabajo. También podés encontrarlo en Internet o hojeando revistas de decoración: es muy difícil que estas últimas hiciesen publicidad a la gente poco competitiva, ya que con ello perjudicarían a su propia reputación.

Decoración para cocinas pequeñas

Decorar una cocina pequeña no tiene porqué ser un desafío si optimizamos al máximo su espacio con ayuda de muebles multifuncionales y colores claros que la amplían de forma visual. Aquí no sólo cocinamos sino también comemos, por lo que es importante encontrar un lugar para ubicar una mesa y un par de sillas. La mejor solución sería una mesa abatible, extraíble o camuflable en el fondo de los muebles que crece con el número de comensales y el resto del tiempo permanece en su caparazón. Añadíle unos taburetes apilables o sillas plegables y ¡listo! La auténtica salvación para una cocina pequeña son los armarios modulares altos, instalados de forma personalizada para aprovechar al máximo el espacio de almacenaje. Otra buena opción serían muebles hechos a medida para hacer el buen uso de todas las esquinas y ángulos muertos de la cocina, ganando así un espacio de almacenamiento extra. Si sos bueno para los arreglos en la cocina, hacélo vos mismo con ayuda de ideas homify.

¿Qué estilo para mi cocina?

La decoración de cocinas es un auténtico arte y es que hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de buscar su mejor estética. El estilo de una cocina debe reflejar los gustos personales de sus dueños y corresponder a todos sus necesidades básicas. Lo ideal es encontrar un equilibrio perfecto entre el estilo y la funcionalidad con ayuda de muebles versátiles, últimos avances tecnológicos y otras ideas ingeniosas que permiten aprovechar al máximo el espacio de la cocina.

Cocina estilo campestre

Las cocinas de aire campestre son espacios con mucho encanto donde que se respira paz y tranquilidad. Ese estilo rústico está conectado con la naturaleza y destaca por su comodidad, sencillez y la abundancia de madera, tanto en el piso como en los muebles e incluso en el techo. Una cocina campestre no admite materiales sintéticos: aquí todo es natural, de colores tierra y de líneas simples, en acabados mate y sin barniz. Los muebles destacan por su aspecto robusto, poco elaborado o envejecido que transmite un encanto especial de la vida en el campo. Los complementos son muy importantes en una cocina campestre, ya que le otorgan ese toque de autenticidad y frescura que evocan a las épocas pasadas y al estilo de vida sosegado. Ollas de cobre antiguos o un viejo samovar serán elementos perfectos para decorar una cocina de aire rústico.

Cocina moderna

La cocina moderna suele reunir tres cualidades: personalidad, confort y funcionalidad. Lo mejor de ella es que su decoración no obedece a ningunas reglas y tolera todo tipo de experimentos con diseños, colores y acabados. No obstante, por norma general las cocinas modernas tienden a ser de estilo minimalista y destacan por su mobiliario funcional de líneas sencillas, colores neutro como el gris, blanco y negro, paredes claras para dar más amplitud al espacio y pocos accesorios para no recargar el ambiente. La elegancia y la austeridad son dos factores claves que cada vez más marcan la estética decorativa en una cocina moderna.

Cocina ecléctica

La palabra ecléctica significa una mezcla de diferentes estilos y épocas reflejados en una habitación. Por tanto, una cocina ecléctica puede reunir en armonía los accesorios clásicos con muebles en colores chillones o un estilo minimalista casado con estatuillas antiguas y cuadros vintage. De forma habitual, las cocinas eclécticas muestran una combinación de estilo campestre de Europa Occidental, los motivos escandinavos y los elementos árabes presentes en las casas tradicionales españolas. Los decorados de origen africano y asiático son mucho menos comunes en este tipo de ambientes. Otra versión cada vez más popular en decoración de cocinas eclécticas es un mix de muebles clásicos de los siglos XIX-XX con objetos de diseño ultramoderno. Por ejemplo, una antigua mesa y un aparador de estilo vintage se complementan con unas sillas de plástico transparente. No obstante, en este tipo de experimentos es importante limitarse a un número reducido de estilos y colores para no crear un ambiente caótico y poco armonioso.

Cocina estilo escandinavo

La cocina de estilo escandinavo es una solución interesante para los apartamentos urbanos que no pueden presumir de techos altos y grandes superficies. Una cocina escandinava es un espacio elegante, cómodo y práctico, de aire minimalista y con una gran capacidad de almacenaje gracias al uso de muebles multifuncionales. Los colores predominantes en el mobiliario y las paredes son el blanco y sus derivados (marfil, crema, blanco roto): todos ellos agrandan visualmente el espacio y compensan la falta de luz solar propia de los países nórdicos. Otro toque distintivo de una cocina escandinava es la abundancia de madera clara muy poco procesada para preservar su belleza natural y alguna pared de ladrillo visto. Para dar un toque de color al ambiente, se añaden complementos en tonos vivos, flores y plantas.