Baños escandinavos: Ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitás ayuda con tu baño?
    ¿Necesitás ayuda con tu baño?
  2. ¿Necesitás ayuda con tu baño?
    ¿Necesitás ayuda con tu baño?
  3. Baños de estilo escandinavo por JFD - Juri Favilli Design
    Premium
  4. Baños de estilo escandinavo por JFD - Juri Favilli Design
    Premium
  5. Baños de estilo escandinavo por Smile Bath S.A.
    Premium
  6. Baños de estilo escandinavo por Homestories
    Premium
  7. Baños de estilo escandinavo por Homestories
    Premium
  8. Baños de estilo escandinavo por Homestories
    Premium
  9. Baños de estilo escandinavo por Homestories
    Premium

Baño escandinavo

Estilo popular, si los hay, a nadie le cabe la menor duda de que la estética escandinava llegó para hacerse presente en todos nuestros ambientes y el baño, por supuesto no es una excepción. Una de las cualidades más atractivas del estilo escandinavo es la conocida por la palabra nórdica “Hygge”. ¿Qué significa esta palabra? Es la esencia de todo lo que hace acogedor, cómodo, amable, sencillo y accesible a este estilo decorativo. Gran parte del éxito del diseño nórdico es que en el fondo, una casa cómoda, con una estética simple, cuidada sin llegar a los extremos, con materiales orgánicos, mucha luz natural y colores delicados, textiles suaves y flexibles, amén de una informalidad muy agradable, es lo que muchos de nosotros valoramos en nuestro hogar.

Adoptando estilo escandinavo en casa

Lejos estamos de los países nórdicos y sin embargo, podemos entender su lógica. Una cultura profundamente orientada a la naturaleza, respetuosa de ella, en sincronía con las estaciones, que se prepara para enfrentarse a inviernos realmente inhóspitos. ¿Cómo tradujeron estas circunstancias daneses, noruegos y suecos? Creando casas que destilan calidez, aprovechan cada minuto de luz natural y los mantienen al abrigo del frío durante los meses gélidos.

Con esto en mente pensemos en techos a dos aguas, madera como material de construcción, como revestimiento, como parte del decorado y en los muebles de patas diagonales, siempre en tonos claros para que las estancias se vean luminosas. Paletas amables en tonos grises, pasteles o blancos, textiles suaves y abrigados, ventanas amplias y sin cortinas a excepción de los dormitorios, decoración que le hace un guiño a la naturaleza y adornos y detalles que buscan dar la nota graciosa o divertida.

La importancia del estilo en el baño

Elegir un estilo decorativo para el baño que nos ayude a relajarnos y sentirnos completamente cómodos y confortables en un ambiente tan íntimo es vital para nuestro bienestar. ¿Quién no llega a casa después de un mal día soñando con un baño de inmersión con música suave y velas aromáticas? Si la estética del baño no acompaña esa necesidad de calma y serenidad que muchos de nosotros necesitamos a la hora de hacer una pausa, estaremos perdiendo una oportunidad de mimarnos y malcriarnos al menos una vez al día.

¿Cómo puedo decorar un baño con estética escandinava?

El baño suele ser un ambiente en el que a veces nos quedamos perplejos porque no sabemos cómo podemos adaptarlo a nuestro estilo favorito. Esto nos lleva a tener baños genéricos y aburridísimos que no nos inspiran ni satisfacen. Lo cierto es que es posible darle a nuestros baños una impronta más estilizada. Si la meta es un baño escandinavo, podemos empezar por los accesorios, por ejemplo los textiles: toallas esponjosas, blancas o en colores claros y alfombras lisas o con motivos simples como rayas o formas geométricas.

Un mueble de madera clara re-utilizado como vanitory hará toda la diferencia. Las piezas de baño, preferiblemente blancas y en sus facetas más tradicionales y simple son ideales para transmitir esa sencillez y aire atemporal del estilo nórdico. Estantes blancos o de madera, paredes libres de azulejos, bañaderas independientes, ventanas grandes y sin cortinas, espejos con marco y taburetes o bancos para poner las toallas dobladas, son elementos que harán de nuestro baño un perfecto ambiente nórdico.

¿Se puede fusionar un baño escandinavo con otros estilos?

La respuesta es sí y muy fácilmente. El estilo nórdico es poco invasivo y puede complementarse o suavizar estilos más determinantes, como veremos a continuación.

Baño escandinavo moderno: La sobriedad del estilo moderno puede muy bien “humanizarse” al fusionarse con elementos decorativos escandinavos, volviéndose así más orgánica. Los materiales modernos por excelencia como hormigón, vidrio y acero, pueden percibirse más cálidos al combinarlos con madera clara y las líneas puras del estilo moderno, van muy bien con la estética relajada y simple del estilo escandinavo.

Baño escandinavo industrial: Esa impronta citadina del estilo industrial se equilibra y orienta un poco más hacia lo natural cuando se hace presente el look escandinavo. El ladrillo visto como revestimiento o los azulejos en forma de ladrillo contrastan sin chocar con los revestimientos de madera en paredes o pisos, o con los techos con vigas expuestas y a dos aguas. Tonos más oscuros de gris se combinan con los típicos grises claros nórdicos creando una paleta interesantísima y elementos decorativos que hablan de grandes ciudades, conviven cómodamente con ramas de árboles secas dispuestas en floreros.

Baño escandinavo rústico: Dos estilos que se complementan hasta fundirse en uno. Ambos abrazan a la naturaleza y entienden su influencia en la decoración. El estilo rústico puede darle una arista un poco más áspera y masculina al escandinavo, logrando un yin y yang tremendamente seductor.

Baño escandinavo asiático: Oriente y Occidente se encuentran haciendo énfasis en sus coincidencias y celebrando sus diferencias. Ambos estilos buscan una armonía difícil de explicar, pero que se siente enseguida. La madera en tonalidades similares, pocos adornos y mucho énfasis en el flujo de energía harán de esta dupla una de las más invitadoras.