de estilo  por Cuarto Interior

Departamentos amoblados

Departamentos amoblados

Departamentos amoblados, ese tipo de vivienda siempre genera debate: ¿Si o no?…
Departamentos amoblados, ese tipo de vivienda siempre genera debate: ¿Si o no?…

Los departamentos amoblados surgieron como una solución tanto a los inquilinos que, recién mudados tal vez por primera vez, difícilmente poseen de una vez todos los muebles, pero también es una solución para aquellas personas que se mudan de ciudad y no saben qué hacer con su viejo hogar y muebles.

Ventajas: 

Las ventajas de un departamento amoblado son muchas, para el dueño desde ya que es una buena inversión, sumarle valor y comodidad a la propiedad de la mano de los muebles significa que se abre un abanico más grande de posibles inquilinos. Y para los que alquilan es la gran posibilidad de mudarse de una vez por todas sin realizar esa gran inversión que implica mudanza, alquiler, compra de muebles, pero no por eso se privan de la comodidad y sentirse como en su casa. 

Desventajas: 

Las desventajas de tener un departamento amoblado pasa por el hecho de que, en caso que el inquilino lo prefiera sin muebles, nos vemos obligados a tener un lugar donde guardar los muebles. En cuanto al que va a alquilar las desventajas corren, principalmente, si es muy pretencioso, a la hora de decorar o de elegir los muebles, muchas veces no nos sentimos cómodos con cierto tipo de colchón o ciertos colores de sillón o de pared, es cierto que amoldarse a los muebles ajenos es una situación que a no todo el mundo le resulta fácil pero también es cierto que la posibilidad de tener un hogar amoblado desde el primer día resulta muy útil. esto último nos da la posibilidad de, mientras estamos viviendo cómodamente, ahorrar, buscar y decidir los muebles para el próximo hogar, esos sí, con un estilo más personal.  

¿Cómo equipar el departamento? 

Un departamento amoblado debe ofrecer las comodidades necesarias para que se adapte cualquier persona. Lo más importante es que los diseños no sean super extravagantes de manera que el inquilino no se sienta en un lugar que le sea muy extraño, sino que se sienta como en casa. Por eso lo más común es que la decoración sea bastante neutra de manera de darle la oportunidad que lo personalice y no lo sienta totalmente ajeno. 

Existen ciertos ítems que por supuesto no deben faltar(cama, heladera, living, mesa) pero también podemos hacerlo más acogedor agregando ciertos detalles que lo convierte en algo más que un lugar de paso: un amplio placard es una de las comodidades que marcan la diferencia entre un hotel y un departamento. Los sillones tanto como la cama deben ser buenos, la idea es proporcionar momentos confortables que lo hagan sentir casi como en su casa a quien alquila. También podemos agregar detalles decorativos como cuadros o textiles que sean neutros, que brinden cierta calidez pero sin definir un estilo o un gusto particular.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!