Baños de estilo  por Isolution Interiors

El living: área social por excelencia

El living: área social por excelencia

El living es el ambiente destinado a las reuniones familiares y sociales. Descubrí más acerca de la decoración de livings…
El living es el ambiente destinado a las reuniones familiares y sociales. Descubrí más acerca de la decoración de livings…

El living es el ambiente destinado a las reuniones familiares y sociales. Por su función, suele ser una de las habitaciones en las que más tomamos en cuenta el diseño de interiores y decoración, ya que a todos nos gusta causar buena impresión e invitar a nuestros familiares y amigos a un espacio en el que se sientan cómodos, bien atendidos y rodeados de cosas lindas. La decoración del living al mismo tiempo es relativamente más fácil que la de otros ambientes que tienen funciones súper específicas, como los baños, la cocina o incluso los dormitorios. Cuando pensamos en amoblar y decorar al living nos enfocamos más a la cantidad de personas que esperamos poder albergar, que tengan asientos muy cómodos, mesas donde se puedan apoyar tazas, vasos o platos, bibliotecas o estantes donde ubicaremos libros, objetos decorativos o incluso una televisión, cosa que cada vez vemos más frecuentemente en estos ambientes. Una alfombra para vestir el espacio lo mismo que cortinas en las ventanas y arte, mucho arte para lograr un conjunto bien completo. La decoración del living implica también otras variables importantes, como la paleta a elegir y la iluminación que aunque a veces la pasamos por alto, tiene una enorme importancia.

Decoración del living: el espacio y sus características 

Lo primero que tenemos que ver cuando nos enfrentamos a la decoración del living, son las características esenciales del espacio. ¿Cuántas entradas y salidas tiene el living? ¿Cuál es el metraje? ¿Dónde están las ventanas? ¿Tiene columnas? ¿El living está integrado con otro espacio? ¿Tiene salida al exterior? ¿Qué tan altos son los techos? ¿Tiene suficiente luz natural? Para una eficiente decoración del living, todos estos aspectos deben ser evaluados, ya que de ellos dependerán una serie de decisiones importantes que involucraran el mobiliario, los adornos, la orientación, etc. Decoración del living: la paleta Es importante en las etapas tempranas de la decoración del living decidir la paleta que vamos a utilizar. La recomendación sería elegir 3 o 4 tonos principales a los que trataremos de subordinar el conjunto, sin por ello abstenernos más adelante, cuando la decoración del living esté más avanzada de sumarle algunos toques de color que sirvan tanto de contraste como para darle un poco de alegría al ambiente. Para seguir un orden lógico primero tendríamos que pintar las paredes y el techo, de acuerdo a esa paleta que elegimos y recién después podemos ir pensando en los demás elementos que vayamos a incorporar. Nada más engorroso que pintar habitaciones ya amobladas, con los consecuentes daños que podemos ocasionarles a los muebles.

Decoración del living: cortinas, lámparas, alfombras y empapelado 

Podemos empezar por elegir aquellos elementos que “vestirán” al living. Es así como empezaremos decidiendo si vamos a incorporar o no cortinas y alfombras, que le brindarán textura y enriquecerán visualmente el ambiente. La decoración de living busca que este espacio se sienta completo, que no le faltan piezas. Las cortinas pueden ser importantes especialmente si en alguna hora del día la luz del sol resulta ser demasiado directa, molestando la vista de las personas que se encuentren en el living. Al mismo tiempo pueden resultar un marco ideal para las ventanas y la vista. Las alfombras le aportan mucha calidez al living y resultan muy prácticas cuando hay mucha gente y nos alcanzan los asientos, ya que muchas personas se sienten perfectamente cómodas sentadas en una mullida alfombra. Es muy recomendable incorporar alfombras en lugares de climas fríos o si el piso del living es de piedra o baldosas que se mantienen a una temperatura más bien baja. Las lámparas pueden ser discretas, para una función meramente práctica, la de iluminar, o pueden ser directamente algunas de las piezas más impactantes de la decoración del living. Recordemos nada más esas fabulosas lámparas Art Deco o las lámparas de cristal tan propias de los departamentos parisinos para hacernos una idea del efecto visual que podemos crear con ellas. Por último, es importante tomar la decisión de si usaremos o no empapelado en las paredes o en parte de ellas antes de llenar el espacio con muebles, o ciertamente nos encontraremos en un aprieto. El empapelado puede elevar o destrozar un living, así que debe ser una elección bien pensada que complemente el conjunto sin robarse por completo el protagonismo. 

Decoración del living: los muebles 

Una de las etapas más divertidas de la decoración del living es la elección de los muebles. Ya ir eligiendo las piezas más grandes nos da una mejor idea de lo que será el resultado final y eso hace este proceso muy estimulante. La pieza más importante del living es el sofá con más cuerpos, que actuará como una suerte de “ancla” del resto de los muebles. De su orientación dependerá hacia donde “mirará” el resto del living. Este sofá podría llevarse al menos un tercio del espacio calculado para el mobiliario en el living. Es mejor buscar una pieza que no llegue a cansarnos, algún clásico quizás y en un color neutro. Ya podremos ponernos más imaginativos con piezas más pequeñas. Luego vendrán los asientos complementarios que pueden ser un sofá más chico y uno o dos sillones o incluso sillas. Es en este momento donde un poco de capricho está permitido y alguna o varias de estos muebles puede ser lo que los americanos llaman un “statement piece” que llame inmediatamente la atención y haga que el living sea cualquier cosa menos genérico. 

Para la decoración del living necesitaremos mesas de apoyo, una mesa ratona en el medio con pocos adornos y donde las visitas puedan apoyar una platito y una taza de té por ejemplo, más las mesas de arrime, que servirán para el mismo propósito. Una biblioteca o al menos estantes sueltos en el living siempre quedan bien y amplían su función de acomodar libros a albergar la televisión si decidimos incorporarla en el living u objetos curiosos o decorativos de los que hablaremos un poco más adelante. Los livings que se compran “en juego” son muy aburridos, es mejor elegir las piezas una por una y jugar un poco con los estilos, para un conjunto más divertido y ecléctico. No es recomendable tener más de dos piezas iguales o haciendo juego. 

Decoración del living: elementos decorativos 

Cuando hablamos de elementos decorativos nos referimos a cuadros, adornos, objetos curiosos, recuerdos de viajes, fotografías, plantas y flores, esculturas, móviles y cualquier objeto cuya función es más que nada a de adornar e inyectarle vida y personalidad a un ambiente. Estos objetos pueden o no estar subordinados a la paleta, aunque si queremos un living con más riqueza visual vale la pena jugar un poco con colores y estilos, a menos que seamos de los que prefieren espacios más minimalistas y con paletas estrictas. Tampoco hace falta coordinar los estilos de los cuadros, esculturas y demás elementos decorativos. Para la decoración del living podemos pensar en incorporar alguna colección que tengamos que puede aportarle mucha de nuestra esencia al rincón que elijamos para desplegarla. Souvenirs de viajes también tienen su lugar en el living y siempre resultan un preludio de charlas interesantes. Las fotografías ya sean artísticas o familiares también tienen su importancia en la decoración del living.

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!