Arquitectura gastronómica

  1. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  2. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  3. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  4. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  5. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  6. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  7. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  8. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  9. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  10. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  11. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  12. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  13. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  14. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  15. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  16. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  17. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  18. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  19. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  20. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  21. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  22. Gastronomía de estilo  por TONINO
    Ad
  23. Acondicionamiento Tortollini : Gastronomía de estilo  por Pérez | Ferré  Asociados
  24. Acondicionamiento Tortollini : Gastronomía de estilo  por Pérez | Ferré  Asociados
  25. Vista de mostrador: Gastronomía de estilo  por Pérez | Ferré  Asociados
  26. Corte Tortollini: Gastronomía de estilo  por Pérez | Ferré  Asociados
  27. Planimetría: Gastronomía de estilo  por Pérez | Ferré  Asociados
  28. planta alta vista lobby y sector infantil: Gastronomía de estilo  por Arquimundo 3g - Diseño de Interiores - Ciudad de Buenos Aires
    Ad
  29. Planta Alta: Gastronomía de estilo  por Arquimundo 3g - Diseño de Interiores - Ciudad de Buenos Aires
    Ad
  30. Planta Alta sector Infantil: Gastronomía de estilo  por Arquimundo 3g - Diseño de Interiores - Ciudad de Buenos Aires
    Ad
  31. planta alta: Gastronomía de estilo  por Arquimundo 3g - Diseño de Interiores - Ciudad de Buenos Aires
    Ad

La arquitectura gastronómica y el diseño culinario

Las tendencias gourmet cambian a la velocidad de la luz. El mercado ha crecido tanto, que las alternativas son infinitas. Los polos gastronómicos tienen lugar para todos, y por eso es necesario marcar la diferencia. En la ambientación de un local, nada debe quedar librado al azar, para en cierta manera poder recrear el mismo estímulo que provocan las fotografías instantáneas, que son furor en las redes de la mano del food porn y los instafoodies.

Identidad de un espacio

La eficacia de un espacio pensado para una propuesta gastronómica, requiere del trabajo minucioso de un equipo interdisciplinar que haga posible una potente imagen. Aunque el eje central sea la comida, no es en donde hay que poner el foco, porque si la ambientación general fracasa, a nadie le importará volver por ella. Si bien la comida es importante, el entorno que la envuelve debe ser  cuidadosamente manipulado por profesionales. En polos gastronómicos como Las Cañitas, Palermo Hollywood en Buenos Aires, o Arístides en Mendoza, se pueden observar claramente las diferencias entre un local vacío y uno repleto. La palabra clave es identidad. No importa si se trata de platos sofisticados, una cafetería, comida rápida, o una propuesta étnica, lo que importa es que la experiencia del cliente sea tan positiva que quiera volver siempre. ¿Cómo se logra? Construyendo una realidad ideal para él.

Ambientación dirigida

La arquitectura gastronómica y el diseño culinario, colaboran en una ambientación dirigida. Los colores, la elección de los materiales, la acústica, la iluminación, la ventilación, los textiles, y hasta la distribución y diseño de los muebles, son fundamentales en un local de este tipo. Cada elemento es pensado como  parte de un todo que busca despertar los sentidos del cliente, quien  debe atravesar experiencias sensoriales y asociaciones que lo lleven al disfrute. Una atmósfera adecuada es la escenografía ideal para que la magia ocurra.

Cocina eficiente

Por otro lado, se debe prestar principal atención a la funcionalidad del equipo de trabajo. No se puede tener éxito, si la cocina trabaja mal. La infraestructura demanda una planeación eficaz. Los altos requerimientos de una cocina profesional necesitan un equipamiento de vanguardia y tecnología de punta. Si se trata de un concepto integrado en el que los comensales pueden ver la cocina, se hace aún más necesario pensar en cada detalle operativo que permita cumplir con las exigencias de la cocina, sin obstáculos que entorpezcan el trabajo. 

En este sentido, la disposición de espacio para almacenamiento, mesones de trabajo en línea, la elección de materiales aptos para manipulación de alimentos, son considerados esenciales a la hora de comenzar con el proyecto. La consulta con un chef experimentado se hace imprescindible para lograr el ambiente de trabajo adecuado desde la arquitectura. Siempre se debe tener en consideración que la planificación y el proyecto de un local culinario, dependen de la cantidad de comensales con las que cuenta el espacio.

El proyecto gastronómico se verá potenciado al máximo si la arquitectura y el diseño son los adecuados para lograr la identidad buscada. Eso se logra desarrollando un concepto de negocio integral en el que la estética, la higiene y los aspectos técnicos dan con el ambiente ideal para el placer del cliente.