Casa Marino: Casas de estilo moderno por ATV Arquitectos

Casas de campo: para amar y descansar

Casas de campo: para amar y descansar

Una casa de campo, una casa rural es un gran inversión tanto en términos económicos como en calidad de vida…
Una casa de campo, una casa rural es un gran inversión tanto en términos económicos como en calidad de vida…

Una casa de campo, una casa rural es un gran inversión tanto en términos económicos como en calidad de vida. Seguramente muchas personas no están acostumbradas a tener una o a pensar en la posibilidad de tenerla por la mala fama que suelen tener las casa de campo de que requieren mucho trabajo y mantenimiento, pero lo cierto es que una casa de campo es un pequeño oasis que construimos en medio de un lugar hermoso que cuando vamos nos transporta, es como crear un pequeño spa a donde podemos acudir cuando el ruido de la ciudad ya nos hace mal, descansar unos días con la comodidad de nuestro hogar pero en un ambiente totalmente distinto.

Una casa de campo es una gran inversión si tenemos en cuenta que es como adquirir unas mini vacaciones que tenemos a nuestra disposición cada vez que queramos.

Ventajas de una casa de campo 

Las ventajas de tener una casa de campo se resumen en buenos momentos y relax, disponer de una propiedad alejada de la ciudad, en una ciudad pequeña o en una zona bastante deshabitada suele transformarse en el sueño de las personas que viven en la ciudad, una vez que se cansaron del ruido. Tener una casa de campo implica tener un espacio para compartir, para juntarse con amigos o familia y saber que el contacto con la naturaleza se hará presente todo el año, tener vistas hermosas y naturales todos los días, realizar caminatas infinitas y nunca aburrirse. La casa de campo alberga no sólo vacaciones, sino también recuerdos y buenos momentos, en soledad o con amigos, no tenemos excusas para no disfrutar de esto.

Consideraciones a tener en cuenta 

Cuando vamos a construir o comprar una casa en el campo hay que tener ciertas consideraciones antes de firmar cualquier papel. El primer paso es evaluar el lugar en donde se encuentra, seguramente elegimos una localidad cercana a nuestro lugar de residencia pero también podemos optar por algo más alejado, incluso en diferente provincia. En estos casos es esencial conocer bien el lugar, podemos hablar con los vecinos para conocer mejor la zona, tener en cuenta que si elegimos un lugar bastante inhóspito muchas veces en temporadas de lluvias ciertos caminos quedan anegados pudiendo afectar nuestra ida a la casa de campo cada vez que queramos. Ahora bien, en caso de querer construir es importante estar al tanto de los trámites y papeles necesarios para la construcción, estos suelen variar de acuerdo a la localidad y tipo de construcción que realizamos, por lo tanto informarnos bien antes de empezar cualquier trabajo suele ahorrarnos dolores de cabeza.

¿Para qué quiero una casa de campo? 

Al momento de pensar en una casa de campo debemos primero tener en claro qué buscamos en ella, podemos querer un gran lugar para albergar juntadas familiares, o un pequeño hogar para escapadas de a uno o en pareja, o incluso tal vez veamos en ella una inversión a través del alquiler. Sea como sea, tener definido el objetivo nos facilitará el momento de buscar una casa para comprar o de diseñar ya que las dimensiones pueden variar, si queremos pileta o un gran espacio verde para tener una huerta o animales, o simplemente disfrutar del paisaje.

Los obligados 

Si bien el diseño puede variar de acuerdo a la funcionalidad que le queramos dar, existen ciertos detalles que cualquiera disfrutaría en una casa en el campo, como una pileta, grande o pequeña suele ser la salvación en el verano, espacios verdes, puede ser en un gran jardín o patio o incluso en la galería, poder disponer de un espacio al aire libre donde poder tener muebles para estar cómodamente en medio de la naturaleza es un gran recurso. Y si de casas de campo hablamos no podemos evitar pensar en grandes vistas, sea desde el jardín o incluso desde el living, el dormitorio o ¡hasta en el baño!, los grandes ventanales y  las conexiones con el exterior son un must en las casas de descanso, no sólo porque es una manera excepcional de aprovechar el paisaje que rodea la casa, sino porque también sumamos iluminación natural, lo cual siempre implica un ambiente más relajado, cálido y armonioso. En estos casos es de suma importancia contratar arquitectos que nos guíen sobre la mejor manera de instalarlos, su ubicación y materiales. Recordemos que en zonas más descampadas el viento es mucho más fuerte y el frío y el calor suelen sentirse con más intensidad, lo cual puede incidir en los materiales.

Disfrutar de la tranquilidad 

Tener una casa de campo es tener un lugar para disfrutar desconectandose del día a día y conectándonos con la naturaleza, si bien podemos decidir ir de vacaciones dos veces al año, vivir varios meses allí, o ir todos los fines de semana, también es una realidad que cuando no la visitamos es una propiedad que no está habitada, y se nota. Por eso parte importante del diseño es pensar en la seguridad, diseñar espacios que nos garanticen la tranquilidad, junto con la utilización de buenos materiales son clave en el diseño. Para esto lo mejor es la mano de los expertos, ellos saben las ventajas y desventajas de los diferentes modelos y podrán asesorarnos para crear una casa de campo que disfrutemos y nos tenga tranquilos cuando estamos en ella, como cuando no.

Un destino, mil estilos 

Si bien una casa de campo implica una casa en medio de un lugar en donde la naturaleza abunda, donde las vistas son las 24 hs una bella postal y el objetivo principal es descansar, muchas veces pensamos en una casa de campo con un estilo colonial, pero no necesariamente debemos ser amigos de ese estilo. Por supuesto que los estilos de decoración y construcción más utilizados en ellas son el colonial, el rústico o campestre, pero la verdad es que es nuestro hogar y como tal debe adaptarse a nuestro gustos. No temamos innovar, crear un estilo único, mezclar estilos, si nos gusta lo moderno que nuestra casa de campo sea moderna, industrial, vintage o como más nos guste, la idea es crear un ambiente en donde nos sintamos cómodos y cada vez que pisemos ese lugar estemos dispuestos a relajarnos y pasar buenos momentos.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!