Galería: Terrazas de estilo  por Casas de Campo

Casa de piedra: ideas, tips y mucho más

Casa de piedra: ideas, tips y mucho más

Testigo del pasado, una casa de piedra se caracteriza principalmente por sus materiales naturales y por su espíritu rústico…
Testigo del pasado, una casa de piedra se caracteriza principalmente por sus materiales naturales y por su espíritu rústico…

Testigo del pasado, una casa de piedra se caracteriza principalmente por sus materiales naturales y por su espíritu rústico. Aunque algunos consideran que este tipo de construcciones son algo frías. Sin embargo, cuentan con un encanto especial. Ya sea antiguas o con un diseño moderno, con piedra de río o mármol, aportan mucho carácter creando viviendas muy pintorescas y funcionales.

A continuación, si buscás información para construir una casa de piedra, en este libro de ideas compartimos algunos consejos. Ventajas y desventajas  de este tipo de construcciones, ideas para mejorar los espacios interiores y exteriores, tips de decoración y mucho más. ¡Toma nota!

Casa de piedra: múltiples ventajas 

Si tu sueño es construir una casa de piedra, tenés bastantes ventajas por delante. Este tipo de construcciones se encuadran dentro de las viviendas, popularmente conocidas como ecológicas o sustentables. Emplean materiales naturales que suelen estar alrededor o en el propio terreno en que se va a construir. De esa manera, se utilizan elementos de la zona, se evita el traslado de materiales, el proceso constructivo no causa tanto impacto en el ambiente y disminuyen los costos de construcción. La piedra es un excelente aliado para levantar muros, su resistencia y vida útil es inimitable. Construcciones de miles de años y cuidadosas técnicas constructivas lo demuestran. En una casa de piedra los colores y texturas llenan de tranquilidad y personalidad los espacios, con un estilo muy singular que no sólo se debe asociar con un paisaje rural. En las viviendas, la piedra es un buen aislante acústico y sobresale por su gran solidez y firmeza. En las fachadas aportan mucho carácter  y en los interiores suma mucha energía. En los paisajes naturales, las construcciones en piedra se convierten en favoritas debido a sus bajos costos ya que pueden emplearse piedras de la zona y así evitar los altos costos de transportar el material. No existen demasiadas limitaciones para construir una casa de piedra. Sólo se debe buscar a un buen profesional que se encuentre familiarizado con el material y cuente con experiencia. Quizás el proceso constructivo sea un poco lento, pero todo depende del diseño de la vivienda.

Desventajas

Una desventaja que quizás puede echar para atrás tu proyecto es que, por lo general, la piedra no es un buen aislante de la humedad. Sin embargo, tiene solución. En los pisos, por ejemplo, se recomienda construir una base en concreto para que evite el paso de la humedad. En Argentina los costos de construir con piedra son algo elevados y no abunda la mano de obra especializada.  Una piedra mal colocada se puede transformar en un verdadero dolor de cabeza para los propietarios. En cuanto a mantenimiento, es similar al de las construcciones convencionales: cada año se debe pasar un sellador.

Variedad de estilos, posibilidades infinitas

Por otro lado, una casa de piedra, en cuanto a su diseño, puede presentar bastante versatilidad. Ya sea de una planta, dos o más horizontal o vertical, con piedras pequeñas o grandes bloques, todo es posible y se puede adecuar a tu plan. El estilo que quieras para tu casa depende de tus gustos y presupuesto. Es un hecho que las casas de piedra están relacionadas con el estilo rústico. Sin embargo, esa no es la única posibilidad. El diseño contemporáneo, por ejemplo, puede ser una excelente aliado para que tu proyecto cobre vida con una atmósfera moderna y funcional. Una tendencia es rehabilitar viejas construcciones. En algunos proyectos el resultado es increíble: se remodelan viejos edificios y se los reconstruye con un encanto especial, adaptándose a las necesidades de sus usuarios. La rehabilitación de una casa de piedra, en algunas zonas, es bastante asequible si se la compara con una propiedad convencional de  cemento y ladrillo. Si vas a construir una casa de piedra, otra alternativa es combinar e integrar otros materiales como puede ser la madera o el acero. Del diálogo entre estas opciones se puede obtener diseños muy originales.

Espacios interiores y exteriores

En una casa de piedra, al igual que cualquier otro tipo de construcción, los interiores son muy importantes. Para que los espacios no se vean fríos, lo mejor es que aproveches al máximo la luz natural. Las puertas corredizas o grandes ventanas son una gran alternativa. De esa manera, los espacios cobran vida y se ven mucho más cálidos y agradables. Este tipo de soluciones además permiten una continuidad visual entre el interior y el exterior de la propiedad. No se interrumpen las vistas y se integran las áreas. Hacia el interior de la vivienda la combinación de materiales puede ser un plus. En algunos elementos se puede integrar madera, concreto o  acero sobre todo en los techos, vigas, pisos y ,claro, en varios detalles.

Tips para decorar una casa de piedra

Una casa de piedra, al igual que cualquier otra construcción, puede ser decorada de acuerdo a gustos, estilos y presupuesto.   Los muros de piedra pueden complementarse con un buen sistema de iluminación y, si deseás darles funcionalidad, podés colocar algunas repisas de madera. Las obras de arte también se pueden utilizar pero no deben perder protagonismo. En algunos proyectos, la piedra también se utiliza como parte del mobiliario, ya sea para recubrir la chimenea de una estufa a leña o, en los baños, para crear un lavamanos. También, la vemos en los detalles, como parte de los pisos o en un jardín. Este tipo material es ideal para jerarquizar algún rincón en especial o para indicar un camino. En ese sentido, las piedras que brillan en la obscuridad son una gran opción. Por otro lado, la piedra es un material muy noble y se puede combinar muy bien con varios accesorios como tapetes o lámparas. Estas últimas son perfectas para resaltar algún aspecto de la fachada o del interior de la casa. Finalmente, si de colores se trata, escoge una paleta cálida y neutra. Usá tonos claros para que el espacio se vea más amplio y un color más obscuro para resaltar algún aspecto. Animate a combinar colores y explota tu creatividad.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!