Jardines de estilo asiático por Bonsai-Shopping

La técnica milenaria del árbol bonsai

La técnica milenaria del árbol bonsai

Esta técnica tiene dos milenios de historia por detrás, originaria de Japón y en un principio muy ligada la nobleza, hoy vuelve a estar de moda…
Esta técnica tiene dos milenios de historia por detrás, originaria de Japón y en un principio muy ligada la nobleza, hoy vuelve a estar de moda…

La técnica milenaria del bonsai vuelve a decir presente

Esos pequeños arbolitos que parecen salidos de un cuento de fantasía son los famosos bonsai, no es nada más ni nada menos que las clásicas plantas trabajadas de tal manera que, al desarrollarse a través de los años, logran una maduración en un tamaño mucho menor que la típica planta. Esta técnica tiene dos milenios de historia por detrás, originaria de Japón y en un principio muy ligada la nobleza, hoy vuelve a estar de moda no sólo por su increíble belleza sino como un retorno a ese estado de calma y volver a valorar la paciencia y la conexión con la naturaleza. Un bonsai es una gran tarea que requiere años de trabajo y paciencia, ya que los resultados no se dan de un día para otro, pero todo ese tiempo tiene recompensa ya que cuanto más años se dedique a trabajar con la planta, mayor será la belleza que esta refleje.

Pequeños árboles con un gran significado 

La técnica que procura que los árboles crezcan en pequeñas proporciones (estos pueden ir desde los 15 centímetros hasta los 60), posee una gran historia y antiguamente eran considerados como un símbolo de la eternidad ya que estos árboles representaban el puente entre el cielo y la tierra. La idea es generar el mismo árbol, con sus características flores y frutos pero en menor medida, es un arte que puede llegar a tener un gran valor, especialmente si tenemos en cuenta que llegar a formar un árbol que dé frutos puede tardar años de minucioso trabajo, y si ese árbol es de una especie exótica en nuestras tierras, la dedicación es sumamente importante para que sobreviva en óptimas condiciones.

Aprender una técnica que nos enseña 

El arte del bonsai requiere bastante más cuidado que el mantenimiento de una planta común ya que desde temprana edad la planta requiere una poda especial tanto en ramas como en raíces, estar atentos al momento de tener que cambiar de maceta y pasar el árbol a bandeja. Al ser un arte que requiere atención y paciencia, ya que sus frutos se ven luego de varios años de trabajo, es una actividad que para disfrutar su estética debemos también disfrutar de su cuidado. La técnica de bonsai también nos ayuda a ser más pacientes, a enfocarnos en una actividad sin prisa, a trabajar paso a paso y ver el fruto de dicho trabajo, por eso incluso en caso de querer tener un bonsai para embellecer nuestros ambientes y comprar uno hecho, debemos ser conscientes que este tipo de árbol requiere un cuidado específico, que tenemos que aprender para poder lograr que la planta sobreviva y se siga desarrollando de la misma manera. También, antes de adquirir uno, debemos asesorarnos bien en un vivero o en expertos en este arte, de manera de informarnos bien qué especie nos conviene en función al lugar donde queremos colocarlo y cuáles son los cuidados que necesita, es una gran inversión que requiere también de nuestro tiempo pero aquellos que saben apreciar la belleza de lo natural saben que vale la pena.

Un bonsai para cada ambiente 

Los bonsai son hermosas plantas, de una belleza implacable, que llaman la atención a donde se lo ubique y logran captar todas las miradas, tienen un aspecto mágico y por eso en decoración son muy apreciados. Como sucede con toda planta existen diferentes especies, por supuesto que las más bellas suelen ser las que dan frutos o flores ya que verlos crecer y desarrollarse en miniatura es una gran experiencia, pero si decidimos empezar lo mejor será elegir una especie propia de nuestra zona, que sea autóctona la hace más resistente a cualquier error que podemos cometer como principiantes sin correr riesgo de echar a perder el trabajo realizado. Los bonsai pueden ir en el exterior o en el interior, a la luz directa del sol o en la sombra, lo importante es elegir la especie que más nos conviene y dejar que allí se desarrolle. Una gran manera de destacarlo es elegir un rincón de la casa o del jardín y crear un ambiente zen, un área donde la tranquilidad y armonía abunde, cerca de una fuente tal vez, al ser el bonsai un árbol pequeño lo importante es destacar donde se encuentre, elegir una columna de yeso o un espacio que le dé altura le dará más estilo.

Accesorios que suman 

A la hora de tener un bonsai la belleza no está solo en la planta, si bien el árbol irradia una belleza única, las bandejas suelen tener también su atractivo, una vez que la planta alcanza cierto crecimiento deja de estar en una maceta y pasa a las famosas bandejas, usualmente de cerámica. Si decimos cerámica y arte japonés te podés imaginar que el arte no queda sólo en el modo de cuidar la planta. Hermosas bandejas se crean para los bonsai, de acuerdo al tipo de árbol, el color de sus hojas o frutos y el modo de crecer podemos elegir diferentes tipos de bandejas, de diversos tamaños y colores, la idea es crear una armonía entre sus componentes que resalte la belleza de las hojas y le de un cómodo sustento a las raíces. Los bonsai más pequeños no alcanzan más de 15 centímetros, pero siendo tan chicos son poseedores de una gran belleza que en cualquier rincón se roba todas las miradas, con una linda bandeja no necesitarás más para embellecer cualquier ambiente, el arte del bonsai es un arte milenario que requiere tiempo y dedicación pero te aseguramos que vale la pena intentarlo, es una actividad para aprender y que hace bien al alma ¿te animás?

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!