Inspired by  Brukman Chechik: Livings de estilo moderno por LIVE IN

Alquilar: más ventajas que desventajas

Alquilar: más ventajas que desventajas

Cuando somos propietarios de un inmueble el alquiler suele ser una buena opción…
Cuando somos propietarios de un inmueble el alquiler suele ser una buena opción…

Cuando somos propietarios de un inmueble el alquiler suele ser una buena opción. Alquilar un inmueble muchas veces es conveniente, tanto para el inquilino como para el propietario, porque es un negocio a corto plazo que trae beneficios inmediatos.

Si bien poner en alquiler una casa o departamento como alquilarlos requiere ciertas condiciones que muchas veces causan más de un dolor de cabeza, lo cierto es que tener un inmueble que no habitamos y poder alquilarlo es una gran inversión que no sólo nos da un ingreso fijo por mes, sino que a la vez le damos la oportunidad de tener un lugar para habitar a quien no tiene su propia casa o quien desea pasar cierto tiempo en el lugar.

Ventajas de poner en alquiler 

Cuando somos propietarios y tenemos un inmueble que no habitamos es muy común pensar en ponerlo en alquiler, en primer lugar porque es una entrada de dinero fija que ganamos sin perder tiempo trabajando. Otra ventaja que muchas veces es el principal móvil que nos hace decidir poner en alquiler es el hecho de que es una forma de que nuestro inmueble se encuentre habitado y no luzca abandonado, tener inquilinos en una casa muchas veces es un gran recurso para evitar que el abandono se apodere de ella y evitar atraer a los llamados “amigos de lo ajeno”. Además es una gran manera de tenerla en buenas condiciones ya que, al estar siendo habitada cotidianamente, posibles problemas son detectados inmediatamente, lo cual siempre es beneficioso para su arreglo y mantenimiento. Una opción muy difundida, especialmente en las grandes ciudades o aquellas ciudades con mucha población universitaria, es poner en alquiler departamentos amoblados, al momento de comprar muebles para dicho inmueble debemos pensar en opciones clásicas, cómodas y prácticas, es una gran manera de aumentar el valor del alquiler y, a la vez, de facilitar los primeros momentos de quien se muda de ciudad sin nada.

Desventajas de poner en alquiler 

Poner en alquiler un inmueble también tiene sus riesgos, si bien existe un contrato en donde ponemos las condiciones y normas a quien entra, lo cierto es que no podemos controlar las costumbres y el modo de vivir de nuestros inquilinos, difícilmente nos quedemos tranquilos como si nosotros estuviéramos viviendo allí. Probablemente ciertos descuidos debamos reparar una vez que dejen de alquilar, especialmente si quienes lo habitan son niños y mascotas, aunque también podemos poner como condición la contratación de seguros para evitar así daños por accidentes. Otra desventaja que poner una propiedad en alquiler tiene que ver con la situación económica del momento, muchas veces la economía se ve envuelta en cambios rápidos en poco tiempo y si no se previó en el contrato, seguramente los últimos meses llevarán consigo una importante pérdida o baja del valor del alquiler.

Ventajas de alquilar 

En caso de no ser propietarios, un alquiler suele ser una gran opción. Busquemos lugar para vivir sólo un par de meses, o para instalarnos de manera permanente, alquilar suele ser el primer paso, especialmente porque no tiene comparación el monto que requiere invertir en la compra de un departamento o casa y lo que necesitamos para alquilar. Si bien para acceder a un alquiler generalmente debemos cumplir con ciertos requisitos, una tendencia que se está viendo cada vez con más frecuencia son los servicios que los bancos nos ofrecen en caso de no disponer de una garantía que nos sirva, lo que nos facilita al momento de acceder al alquiler. Tener un lugar para vivir o para pasar pocos meses en una ciudad de forma simple y con la comodidad que tendríamos como si estuviéramos en nuestra casa es una de las ventajas de alquilar, además el papeleo que implica un alquiler siempre es mucho menor y más liviano que el que necesitamos para comprar una casa. Desde ya que cuando nos mudamos de ciudad una de las mejores opciones es alquilar un departamento o casa amoblada, tener todas las comodidades de una vez es un gran beneficio y accesible.

Desventajas de alquilar 

Así como poner en alquiler un departamento o casa tiene también sus desventajas, alquilar también lo tiene. En primer porque las opciones se suelen reducir bastante en función de nuestro presupuesto y las garantías o papeles que son requeridos y los que tenemos, y en segundo lugar porque muchas veces no encontramos una casa o departamento que sea como deseamos y debemos renunciar a ciertos detalles a los que estamos acostumbrados en lugares como el baño o la cocina, una vez que el contrato está firmado descubrimos vecinos poco amigables o detalles del barrio que no nos agradan. Si bien al momento de alquilar buscamos el departamento o casa que se adecúe a nuestras necesidades y preferencias, lo cierto es que pocas son las reformas que podemos hacer en el lugar que alquilamos. Principalmente porque, una vez finalizado el contrato, al momento de entregarlo, debemos hacerlo en las mismas condiciones en que lo recibimos, en caso de pintar o hacer alguna reforma primero debemos tener el permiso del propietario antes de ponernos manos a la obra.

Alquileres más simples 

Otra opción muy difundida especialmente en las grandes ciudades es la modalidad de alquiler de habitación, equipar una casa o un gran departamento de modo tal que esté lista para recibir varias personas que convivan y compartan sectores como el living y la cocina,pero tengan a la vez la privacidad de una habitación es otra manera de beneficiarnos, y por supuesto que ayuda a aquellos que necesitan alquilar pero no logran llegar a las condiciones que necesitan para alquilar un departamento, además son alquileres más cortos y, generalmente, con reglas más específicas, para crear una buena convivencia.

Seamos propietarios como inquilinos lo cierto es que el alquiler es una gran inversión, contrato de por medio de la mano de un profesional, podemos lograr un buen acuerdo cuidando nuestros bienes o nuestro dinero y generando un beneficio tanto para el que alquila como para el propietario, es una operación que cuida la calidad de vida de ambas partes ¿te animás?

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!