Decoracion para el hogar: Livings de estilo moderno por Manarola Objetos Vintage

¡Adornos en la decoración!

¡Adornos en la decoración!

La decoración y el diseño de interiores engloban muchas cosas, algunas realmente “grandes” como las proporciones de un ambiente o el mobiliario y también los detalles más chicos…
La decoración y el diseño de interiores engloban muchas cosas, algunas realmente “grandes” como las proporciones de un ambiente o el mobiliario y también los detalles más chicos…

La decoración y el diseño de interiores engloban muchas cosas, algunas realmente “grandes” como las proporciones de un ambiente o el mobiliario y también los detalles más chicos, cuya función es más que nada estética. La importancia de los adornos en la decoración es innegable y este paso final de incorporar accesorios en el ambiente que estamos amoblando o decorando puede elevar este espacio hasta alturas insospechadas o hacerlo descender a las profundidades del mal gusto. Cuando llevamos a cabo la decoración de nuestros espacios y sabemos que el presupuesto con el que contamos es limitado o que los gastos del día a día son elevados y que posiblemente en el futuro no nos será posible renovar los muebles o redecorar, conviene hacernos con un mobiliario neutro y sobrio, en colores que vayan con todo y que sepamos que no nos llegarán a atormentar con el correr del tiempo y “vestir” el ambiente con adornos que le darán el aire o el estilo que nos divierta en ese momento. 

¿Por qué es recomendable hacer eso? 

Porque los muebles de buena calidad pueden durarnos una vida y son una inversión que vale la pena hacer, ahora, si nos dejamos llevar por algo tan veleidoso como la moda o las tendencias del momento, cuando estas pasen sentiremos que ese mueble que nos hacía tanta ilusión se siente viejo. Cuando en cambio nos enfocamos en llevar el último grito de la moda a casa mediante le elección de adornos que casen con tal o cual estilo, cuando nos cansemos del aspecto general podemos fácilmente deshacernos de esos accesorios o piezas más chicas y renovar el espacio comprando adornos nuevamente. De esta forma estaremos proporcionándole oxígeno cada tanto a nuestros ambientes y cuando empecemos a aburrirnos no tendremos la disyuntiva de salir a gastar fortunas en sillones, mesas de comedor o camas, ya que los adornos renovarán la decoración sin que tengamos que deshacernos de las piezas más grandes y costosas y nos veamos obligados a comprar otras nuevas.

Los adornos que nos llegan de regalo 

Generaciones anteriores como nuestras madres y abuelas suelen conservar adornos de la época de su casamiento, cuando hacían esas largas listas en las casas de regalo. Se suponía que uno se mudaba de casa de sus padres al momento de casarse, ni un segundo antes y que todo el proceso se preparaba con mucho bombo y platillo. La joven pareja hacía varios viajes a la casa de regalo para completar la lista que luego se les presentaría a los invitados y empezaban una vida en común con todo lo que les hacía falta después de la fiesta. Multitud de los adornos que vemos hoy en casa de nuestras madres y abuelas vienen de ahí. Todo muy fácil porque estos regalos habían sido previamente elegidos e iban con el gusto de los interesados. Luego nos hemos encontrado con adornos que nos van regalando nuestros familiares y nuestras amistades que no tienen nada que ver con nosotros y muchísimo menos tienen cabida en casa. Todos nos hemos visto en la situación de recibir un adorno de regalo que no nos gusta nada y vernos tentados a re-regalárselo a alguien más, lo cual es una práctica peligrosa, especialmente con la familia política, cuyos miembros eventualmente nos preguntarán dónde quedó ese florero Art Decó que nos regalaron en aquel aniversario. Por otro lado siempre existe el caso contrario y a veces tenemos la gran suerte de que un familiar o amigo la acierte con el adorno que compró para nuestra casa y nos hagamos con un accesorio fabuloso con el que no contábamos. Todo puede pasar. 

¿Dónde encontrar los mejores adornos? 

Los mejores adornos son aquellos que por razones que a veces no podemos explicar nos hacen ilusión tan pronto los vemos y nos inspiran ese deseo de posesión inmediato. Si tenemos esa sensación en un momento dado y el adorno en cuestión está dentro de nuestro presupuesto no hay razón para privarnos de esa compra. Los estilos decorativos demasiado rígidos como el minimalismo se van suavizando con el paso de las décadas, dando lugar a espacios más ricos en contrastes en términos decorativos. Las tiendas especializadas en adornos son harto conocidas y suelen tener una muy buena oferta, pero a veces los accesorios más originales los vamos a encontrar en lugares más recónditos, como mercados de pulgas, ferias americanas, casas de antigüedades, ferias de artesanía, galerías de arte, o tiendas de cosas usadas. Donde sea que encontremos esos adornos u objetos especiales no importa, lo que sí importa es que vayan bien con nuestros ambientes y le aporten un toque de arte, originalidad, color o textura a la decoración. 

Adornos temáticos 

En casa siempre tendremos un número de adornos temáticos, ya sea que los hemos guardado de eventos especiales como cumpleaños, fiestas infantiles, carnavales o halloween o por supuesto las varias cajas que contienen adornos de navidad. Si guardamos estos objetos que nos divierte volver a usar cada tanto, especialmente en las fiestas, con mucho cuidado (es decir limpios y cuidadosamente envueltos para que no se llenen de polvo o se rompan) cada año tendremos una buena selección para decorar nuestra casa para tal o cual fiesta o para la comida de Nochebuena. Claro que dependiendo de la ocasión siempre tendremos ganas de sumar un nuevo adorno a la colección, pero es mucho más fácil cuando ya tenemos una buena cantidad que empezar desde cero. Los adornos que se convierten en colecciones Las colecciones de cualquier tipo son siempre un pasatiempo divertido y los coleccionistas pasan muchas horas entretenidos buscando la nueva adición a su colección. Es también más fácil para los amigos y familiares que conocen esta afición ya que a la hora de regalar, van derecho al objeto que puede sumarse a la colección que ya conocen. Cuando no abusamos de este hobby, las colecciones pueden constituir un grupo importante de los adornos de nuestra casa, aportándole mucha originalidad y personalidad a nuestros espacios. Las colecciones suelen tener historia y el coleccionista siempre deja mucho de su esencia en ellas. 

Adornos que traemos de nuestros viajes 

Los adornos u objetos que traemos con nosotros de nuestros viajes tienen la virtud de llevarnos de vuelta a su lugar de procedencia. Es mejor evitar esos adornos turísticos como la consabida Torre Eiffel en miniatura o las acuarelas del Tower Bridge de Londres. Es mejor dedicarle un poco de tiempo a la búsqueda de adornos realmente únicos que no encontraremos en ningún otro lugar del mundo e invertir en ello una buena suma si podemos pagarla. Tampoco debemos ignorar a los artistas o artesanos locales, ya que son los creadores de un sinnúmero de adornos y accesorios que le darían un toque de exotismo a nuestra casa. Todos tenemos amigos que viajan con frecuencia y por lo general cada adorno que volvió con ellos de sus viajes tiene detrás una anécdota apasionante o al menos entretenida. Adornos reciclados Nos referimos con adornos reciclados a aquellos que o bien heredamos de algún familiar o a aquellos objetos que tenían un uso práctico en su momento, como un tocadiscos, pero que ahora tienen una función meramente decorativa. Este tipo de adornos le dan mucha riqueza a nuestros ambientes ya que vienen de distintas épocas.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitás ayuda con tu proyecto? ¡Contactanos!